La coperacha
Quiénes Somos | Contacto Facebook   Twitter
Buscador

banner-imagen
 
 
Reportajes
 
 
Sin árboles el hombre no puede vivir más que su sombra
Diferentes acciones buscan generar conciencia sobre el peligro que corren los bosques.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 15 de agosto de 2017

En los últimos seis años la Ciudad de México ha perdido más de 24 mil árboles de distintas variedades que permitían la mitigación de los contaminantes urbanos.

Tan sólo para la construcción de la línea 7 del Metrobús que correrá de Indios Verdes a Periférico, la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA), autorizó el derribo de 618 árboles, los cuales se suman a los 611 árboles protegidos por leyes locales y federales que serían afectados por la Fase 2 del Deprimido Vehicular Insurgentes-Mixcoac denunciado por la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, entre los que destacan 398 fresnos, 33 cedros, dos ahuehuetes, además de 178 individuos de ciprés mexicano.

Sin embargo más allá de su utilidad ambiental como la producción de oxígeno, la captación del bióxido de carbono y la regulación de la temperatura, los árboles poseen significados diversos para las personas del mundo.

Si un rayo destruye a un árbol
El siguiente fragmento forma parte del texto titulado “En África, a la sombra de un árbol”, publicado por el periodista, historiador, escritor, ensayista y poeta bielorruso, Ryszard Kapuscinski, en el que comparte la importancia de los árboles en una pequeña comunidad africana, donde un árbol es sombra, reunión, historia y vida.

“Es extraño, aunque rigurosamente cierto a un tiempo, que la vida del hombre dependa de algo tan volátil y quebradizo como la sombra. Por eso el árbol que la proporciona es algo más que un simple árbol: es la vida. Si en su cima cae un rayo y el mango (árbol) se quema, la gente no tendrá dónde refugiarse del sol ni dónde reunirse. Al serle vetada la reunión, no podrá decidir nada ni tomar resolución alguna. Pero, sobre todo, no podrá contarse su Historia, que sólo existe cuando se transmite de boca en boca en el curso de las reuniones vespertinas bajo el árbol. Así, no tardará en perder sus conocimientos del ayer y su memoria. Se convertirá en gente sin pasado, es decir, no será nadie. Todos perderán aquello que los ha unido, se dispersarán, se irán, solos, cada uno por su lado. Pero en África la soledad es imposible; solo, el hombre no sobrevivirá ni un día: está condenado a muerte. Por eso, si el rayo destruye el árbol, también morirán las personas que han vivido a su sombra. Y así está dicho: el hombre no puede vivir más que su sombra”.

Árbol honorífico
A lo largo del mundo existen varias historias sobre árboles que han resistido a la mano del hombre como el que superó a la remodelación de un estadio en Paraguay, donde el club de fútbol de segunda división, Resistencia Sport Club, en lugar de talarlo lo acreditó como fanático honorífico con carnet incluido.

Este nuevo socio, un árbol lapacho, o tajy en lengua guaraní, fue plantado en el 2001 en el lado sur de la gradería del estadio Tomás Beggan Correa del club de Asunción. El tajy futbolero ha crecido detrás de una de las porterías, ubicación que ha sido respetada en la reciente remodelación del inmueble. En medio de las graderías el árbol permanecerá tranquilo, convirtiéndose en espectador los días de partido.

La iniciativa fue implementada por el club junto a la Paraguay Agricultural Corporation, con el objetivo de generar conciencia sobre el peligro que corren los bosques en Sudamérica. De esta manera, el club de futbol Resistencia, que pudo talar el árbol para levantar su estadio, ha dado un ejemplo de compromiso y respeto por la naturaleza.

Casados con los árboles
En la ciudad de Oaxaca ocurrió otra muestra de respeto y protección forestal en 2016, cuando el actor y activista peruano, Richard Torres, se casó de manera simbólica con el árbol del Tule.

La idea formó parte de una campaña emprendida por la defensa y cuidado del medio ambiente, denominada “Cásate con un árbol México, salva tu oxígeno”, promovido por la Fundación Corazones Verdes por la Naturaleza de los Niños.

El activista dijo que este proyecto ha logrado reforestar aproximadamente 40 mil hectáreas de bosques en el mundo. El actor peruano se ha casado con árboles también en otros países. Esta acción, señaló, “es un mensaje de amor, respeto y cuidado de la naturaleza”. El activista se comprometió a ser fiel al árbol del Tule y cuidarlo para que se mantenga en pie por muchos años más.

Ahí mismo en Oaxaca, un movimiento forestal contra una concesión de explotación de la papelera Tuxtepec SA, generó una unión de comunidades de la Sierra Juárez, que hoy ha detonado en la gestión y conservación de sus bosques a partir de empresas comunitarias.

Las leyes pro árboles
En países donde se practica el buen vivir los árboles tienen derechos consagrados. Por ejemplo Bolivia le reconoce derechos a la Pachamama, pero Ecuador y Colombia han tenido legislaciones de avanzada a partir de sentencias de sus cortes supremas, explica Diana Pérez, asesora legal de comunidades serranas contra proyectos extractivos.

En nuestro país la Constitución pretende proteger a los árboles y lo que ellos aportan. El Artículo 4º establece que el derecho al medio ambiente sano será garantizado por el Estado. “El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley”, plasma la Carta Magna.

En Nuevo León, desde el 2012, la Ley para la Conservación y Protección del Arbolado Urbano busca prohibir el derribo o poda excesiva de árboles urbanos ante el crecimiento de los anuncios publicitarios, además establece sanciones cuando se realice una poda excesiva, derribo o trasplante de árboles urbanos sin la autorización correspondiente o se provoque la muerte o daño físico a algún árbol urbano.

En la Ciudad de México las leyes que buscan proteger a los árboles se han endurecido. La última actualización de la norma NADF-001-RNAT-2015, impulsada por la SEDEMA, aumentó el precio de la restitución económica por el derribo de arbolado urbano, con lo que se busca disuadir a los constructores de talarlos. Actualmente el costo por derribar los arboles más grandes y vigorosos, pasó de 12 mil a más de 277 mil pesos.

Con información de portal Veo verde, Monitor Expresso, Diario Milenio y Publímetro.


Foto: Facebook/Resistencia-Sport-Club

 
 
Ver más Noticias
 
   
 
 
 
Aliados
 
 
v
 
Dinero Chatarra
Importante encarar con responsabilidad y conciencia al sistema fraudulento
Pixel velado

Mayas guardianes de la biodiver ...

La población maya forja su vida en comunión con la naturaleza. En Hopelchén, Campeche, defiende la selva, la apicultura y en particular a la ancestral abeja melipona. Practican el ...

No dudes y síguele!
De lengua un taco

Huerto Roma: comunidad a prueba de sismos

Zona recuperada de escombros del sismo del 85 hoy es fuente de solidaridad que se extiende a Oaxaca, Puebla, Morelos y Edomex.

No dudes y síguele!
 
Donaciones Haz La Coperacha con nosotros
 
Por si te pierdes...
  Inicio     Pixel Velado
  Nos Videamos     G-50
  Talacha Informativa     Quiénes Somos
  Radio Coperacha     Contacto
 
Obtèn la mejor navegaciòn en Google Chrome
Facebook Twitter