Se abre la puerta para cooperativas cannábicas

La Coperacha
Morena presenta iniciativa al Senado para regular consumo de mariguana.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 06 de noviembre de 2018

La senadora de Morena, Olga Sánchez Cordero, presentará un proyecto legal para regular el uso medicinal, comercial y personal de la mariguana, donde se contempla la creación de cooperativas para la producción de estas plantas.

De acuerdo a la iniciativa de Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, publicada este día en la Gaceta Parlamentaria del Senado, se pretende crear el Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis, encargado de regular, reglamentar, monitorear, sancionar y evaluar el sistema de regulación del cannabis.

Cooperativas canábicas
El Título Segundo, Capítulo II, aborda a las cooperativas de producción, las cuales deberán contar con una licencia de autorización que permitirá sembrar, cultivar, cosechar, aprovechar, preparar y transformar plantas de cannabis para uso personal.

Las cooperativas cannábicas se podrán formar con dos y hasta 150 socios, dedicarse a la producción, derivados y accesorios, contar con un código de ética, acreditar un curso de generación de capacidades para el autoconsumo y ofrecer servicios de información y asesorías en reducción de riesgos, así como de detección temprana y seguimiento de consumo problemático.

Estas organizaciones no podrán producir más de 480 gramos de mariguana al año por socio, y cuando haya excedente deberá donarse para fines de investigación científica, tampoco podrán proveer cannabis o sus derivados a personas ajenas a la cooperativas o a otras cooperativas.

Tampoco se podría consumir bebidas alcohólicas o cualquier otra sustancia psicoactiva en las instalaciones de la cooperativa, ni realizar actos de promoción, publicidad o patrocinio de la cooperativa, sus productos, ni sus derivados.

Los socios deberán ser mayores de 18 años, no ser socios en otra cooperativa cannábica y participar en la administración o toma de decisiones. Se regirá por la Ley General de Sociedades Cooperativas todo lo que no se exprese en la iniciativa de Morena.

Claroscuros de la iniciativa
Para el investigador Jorge Hernández Tinajero la iniciativa presenta aspectos a destacar como la intención del Estado de regular un mercado “que siempre ha estado aquí, en manos de intereses criminales” y ahora se le da un carácter de política pública, “reconociendo derechos que la corte ya estableció”.

El también fundador de la Asociación Mexicana de Estudios Sobre Cannabis (Ameca), identificó que por primera vez se incluyó el cultivo privado cuando antes sólo se veía como mercado abierto y licencias comerciales. Otro aspecto positivo, señaló, es la introducción de la noción de control de riesgos y daños, así como el garantizar información fidedigna.

En cuanto a puntos que aún no están claros, Hernández Tinajero refirió el registro anónimo de usuarios, pues no existe alguna razón de anotarse para ejercer un derecho, afirmó. Otro claroscuro es la denominada “promoción indirecta”, pues al no estar definida se corre un riesgo para activistas y comercializadores de insumos para producción de plantas, apuntó.

También se corre el riesgo de violentar derechos humanos, señaló, en el hecho de tener 20 plantas pero no poder producir más de 480 gramos mensuales, pues al no definirse cómo se verificará el cultivo privado se “abre la puerta a cierta arbitrariedad para ejercer la ley” y caer en intromisión de la privacidad.

Sobre el término de cooperativas canábicas, el especialista observó que es un buen planteamiento poder asociarse para producir lo que se va a consumir, sin embargo mostró reservas en cuanto a si el término cooperativo sea el correcto porque las asociaciones cannábicas no serán lucrativas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre