Comunidades tienen extraordinaria capacidad de innovación y gestión

La Coperacha
Congreso de Comunalidad, limitado para definir su papel sobre la transformación social del país: David Barkin

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 29 de octubre de 2015

Hace algunos días el investigador David Barkin Rappaport fue reconocido con el premio internacional ambiental George Foster Award. El investigador, también es uno de los participantes en el Congreso Internacional de Comunalidad, que se desarrolla en Puebla y que ha reunido a más de 400 ponentes.

En entrevista con La Coperacha, el Dr. Barkin hace un paneo de varias de las categorías abordadas por la academia y por la que ha sido reconocido, desde la Gobernanza Ambiental, la Economía Solidaria, el Cooperativismo y la Comunalidad.

¿Por qué le dieron el George Foster Award?
El premio es particularmente por investigaciones sobre el impacto social del cambio climático en América Latina, para hacer investigación e integrar equipos mexicanos con alemanes, bajo el enfoque de investigación que nosotros hacemos. Nuestro enfoque es bastante diferente al de economistas en general y de la mayor parte de científicos sociales, porque lo que pretendemos hacer nosotros es darle voz a los actores que están involucrados en implementar el cambio.

Nuestro enfoque parte de la visión de que el capitalismo no tiene salvación, en el sentido que no puede resolver los problemas que haya generado y mucho menos en México donde el gobierno y la política pública ni siquiera entiende los problemas que se propone atacar, porque su visión es que es un problema económico.

¿En particular cuáles han sido sus investigaciones elaboradas bajo estos ejes?
Es una trayectoria de 25 años. Nos hicimos famosos con un proyecto que se llamaba la Producción de Carne de Puerco Light (en la meseta purépecha de Michoacán), que era muy exitosa, empoderaba mujeres, resucitaba una economía de traspatio, fortalecía la economía indígena y produjo algo que redujo el impacto ambiental del aguacate comercial, que lo estaban desechando y nosotros lo recuperamos para darlo a los puercos y reducir el colesterol en su carne.

Lo que probó es que hay una extraordinaria capacidad de innovación en las comunidades, hay una capacidad de gestión, una capacidad de gobierno y hay una explícita preocupación por la conservación de sus medios naturales.

¿Qué temas atraen a la academia?
Nuestro enfoque es que la investigación está fincada en hacerlo en las comunidades y con los comuneros como investigadores, tenemos una docena de estudiantes de posgrado que están siendo capacitados por comuneros. Y eso es muy importante. Capacitados en el sentido de entender otra visión, lo que llamamos cosmovisión, otra epistemología, sobre cómo manejar la sociedad y fincar su investigación y su entendimiento de la gestión de la economía con base en reglas que no son las reglas del mercado.

¿Cómo adapta términos académicos como Justicia Social a las cosmovisiones de las comunidades?
Hay un viejo en una comunidad de la sierra norte de Oaxaca que ha quitado infraestructura de Conagua (Comisión Nacional del Agua). En 24 kms. cuadrados de superficie ellos manejan el agua. Conagua dice que ellos la están manejando ilegalmente porque la están aprovechando sin licencia. Nosotros hemos podido documentar que su gestión del agua es mucho mejor que cualquier gestión de Conagua, a tal grado que tienen ritmos de recarga de acuíferos y surtimientos para el insumo humano que es muy superior a lo que está previsto dentro de la Ley Korenfeld(Ley sobre el uso del agua, que fue congelada por los legisladores).

Cuando las comunidades estudian, conocen su sistema hidráulico, saben sus necesidades, es extraordinario cómo lo pueden hacer. Hay otro ejemplo de ello que es una cooperativa, que es Quali, y su proyecto Agua para siempre, recuperaron un millón de hectáreas con base en trabajo cooperativo.

Uno de los elementos fundamentales cuando hablamos de estos ejemplos es que son gente que controlan el excedente, desde su producción, la decisión sobre cómo distribuirlo y cómo reinvertirlo. El control del excedente es uno de los elementos fundamentales en la historia de la humanidad para determinar la estructura social y del poder de cualquier sociedad.

¿Cuál es su opinión del cooperativismo como forma de trabajo organizado?
Uno de los peores acontecimientos en el cooperativismo en la historia reciente es la Ley de Cooperativas del PAN, porque la visión es transformarlas en empresas capitalistas gestionadas colectivamente y ha sido un desastre no solamente aquí, sino mundialmente.

En el caso de las agrupaciones que sí han logrado hacer una gestión colectiva y una democracia participativa universal yo creo que es lo mejor que tenemos.

¿Cuál es su opinión sobre la economía solidaria?
En Michoacán soy parte del mercado de las 24 comunidades indígenas del lago de Pátzcuaro que cada 15 días tienen un trueque y allá no hay dinero. En los 80 fui con mis hijas y una señora me regaló una caja de aguacates y le dije yo no tengo nada que darte en trueque, y ella dice maestro se la estoy dando por los años que usted nos ha dado de conferencias, lo doy porque es producto nuestro y usted lo que ha dado porque es producto suyo de su corazón.

Esto es muy sintomático de otra cultura, de cómo entienden las relaciones sociales y es muy distinto del Multitrueke que hacen aquí en la Mixiuhca, porqué acá todavía están pensando en mercancías; algunos están haciendo sus propios productos y eso es fabuloso, pero ¿cómo fijan sus precios?, su punto de referencia son los precios de las empresas, del mercado. No lo están fijando en términos de su valor o su relación con el comprador.

¿Cuál es su opinión del uso que se le dan a las monedas sociales?
En este momento hay como 6 o 7 mil monedas sociales a escala mundial y es extraordinario. Son muy importantes porque lo que promueven es el desarrollo local en general y todos los libros académicos (sobre ellas) han enfatizado de que no es dinero de curso legal y como consecuencia el intercambio con base en ellas depende de la confianza que tienen los usuarios de estas monedas.

La primera en con la que yo estaba comprometido en Estados Unidos se llamaba Ithaca Hours. (La moneda) aumentó el comercio en la región en 30%, es decir, la gente cambió sus patrones de consumo para comprar productos hechos en la región. Y tuvo un impacto de 20% en el empleo.

Desgraciadamente en México eso no ha ocurrido. El dinero se está usando como una moneda de curso, es un sustituto del peso y no se usa solamente para productos hechos en la red o dentro de una región.

¿Las monedas sociales en México conservan su valor subversivo?
En México se ha perdido eso, es un fenómeno cultural, es un fenómenos casi social, es un evento de encuentro y hay que celebrar eso. Y hay un contenido de intercambio social donde tú estás interactuando entre comprador y consumidor, o lo que llaman ellos prosumidor. En la Mixiuhca 30% son productores, y qué bueno, y están discutiendo y dando talleres continuamente en ese tipo de foros sobre este proceso.

El Túmin me parece que es la degradación última de este proceso porque están vendiendo productos comerciales y muy pocos productos locales. Es dañino, no genera conciencia, no genera entendimiento y no genera la diferencia entre una organización social y la organización capitalista. Es terrible cuando estos dineros se permiten usar para cualquier mercancía.

En el congreso de comunalidad expone sobre la gobernanza ambiental. ¿Qué es eso?
La gobernanza está ligada a la palabra autonomía, la gobernanza no es para resolver el problema mundial del cambio climático que ya está jodido, la gobernanza es para responder la pregunta que ellas (las comunidades) se hacen a sí mismas: ¿vamos a tener la capacidad de sobrevivir al cambio climático adaptándonos para cambiar nuestros patrones de producción, nuestros patrones de mantenimiento de ecosistema, para proteger nuestros territorios frente al desastre venidero?

Es casi el mismo concepto que nos han comunicado los zapatistas de los que están haciendo en su territorio. No puedes tener una gobernanza que no sea holística, que implica todo, desde la sexualidad hasta la muerte.

¿Qué espera del Congreso Internacional de Comunalidad?
Es un evento interesante, se volvió demasiado masivo en el sentido que no va a haber suficiente espacio para el intercambio, no va haber un verdadero diálogo entre los grupos y entre las visiones. El congreso va a ser limitado en el sentido que se está promoviendo el concepto de la Comunalidad pero no se está definiendo realmente qué implica en términos de transformación social. No va a poder concertarse, definirse, el papel de la Comunalidad para la transformación social del país.

Notas relacionadas

“Atrae Congreso Internacional de Comunalidad a 400 ponentes”
27 de octubre de 2015

“La Comunalidad, tercera vía de transformación social: Víctor Toledo ”
29 de octubre de 2015

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre