Cooperativas de pescadores de Fukushima vuelven a echar las redes

Emprenden la limpieza de zonas cercanas hasta 5 kilómetros de la central nuclear.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 28 de septiembre de 2016

Con la idea de retomar la pesca en marzo de 2017, cooperativas de pescadores de Fukushima comenzaron a quitar residuos del fondo marino en lugares cercanos a la central nuclear accidentada en 2011 que provocó fugas radiactivas al aire y mar.

De acuerdo a la agencia EFE y a diarios locales como Sankei, desde el lunes treinta barcos pesqueros usaron sus redes para retirar escombros, restos de madera y otros residuos en una zona de entre 5 y 20 kilómetros en torno a la central de Fukushima Daiichi.

Esta acción se considera la primera tarea en aguas donde los niveles de isótopos radiactivos son seguros de acuerdo a mediciones de la compañía Tokyo Electric Power (TEPCO), responsable de la planta nuclear.

Lo que buscan las cooperativas es facilitar la recuperación del hábitat marino con el objetivo de reiniciar una actividad pesquera de prueba en marzo, misma que fue suspendida desde el 2011 en la zona más cercana a la central nuclear.

Desde 2015 TEPCO ha realizado vertidos controlados de agua contaminada que vienen de la central para tratar de eliminar los isótopos radiactivos (a excepción del tritio), acción que fue aceptada por las cooperativas, de acuerdo a lo informado por EFE.

Los residuos que son retirados del fondo marino por las cooperativas serán analizados para comprobar si están contaminados y luego almacenados en depósitos temporales instalados en la zona. Las fugas y los vertidos han impedido que las personas que vivían aledañas a la central puedan regresar a sus casas.

El accidente nuclear de Fukushima ha sido señalado como uno de los más grandes de la historia, sólo superado por la catástrofe de Chernóbil, Ucrania, en 1986. Los sectores más golpeados en el caso japonés fueron los colectivos de pescadores, los agricultores y las ganaderías locales, además de los 100 mil habitantes de comunidades cercanas que fueron evacuadas.

Desde 2012 ya vendían mariscos
Se ha documentado que desde 2012 se puso a la venta más de una tonelada de marisco capturado en una zona a 50 kilómetros de distancia de la central nuclear.

En aquella ocasión la Federación de Cooperativas Pesqueras de Fukushima informó que se trataba de una comercialización de prueba para verificar la aceptación de los productos. Además analizaron 163 especies marinas de la zona costera que presentaron niveles de contaminación nulos o muy bajos.

El sitio especializado Ecología Verde documentó que en los mercados de las ciudades cercanas a Fukushima, Soma, Iwaki y Koriyama, comenzaron a vender especies de pulpo y caracol marino previamente hervidos.

Otras cooperativas de Fukushima
Otra actividad realizada por las cooperativas locales fue el programa de vacaciones para niños y sus familias, quienes se vieron desplazados en masa por los altos niveles de contaminación. Dicho proyecto comenzó en 2012 y fue lidereado por la Unión de Cooperativas de Consumo de Fukushima, el Comité para Fukushima de UNICEF y el Instituto Investigación sobre la Reconstrucción después de Desastres de la Universidad de Fukushima.

De acuerdo a Alianza Cooperativa Internacional las cooperativas estuvieron entre las primeras que respondieron al desastre con artículos de alivio para las áreas afectadas y apoyando en el proceso de reconstrucción.

Contaminación vertida al mar y al aire
Luego del terremoto y tsunami vividos en Japón en marzo de 2011, que provocaron el accidente en los generadores nucleares de Fukushima, se expulsaron cantidades no determinadas de emisiones de gases radiactivos al exterior para reducir la presión en la planta.

Una grieta en la estructura de la planta liberó material radiactivo al mar ocasionando que los niveles de yodo y cesio radiactivo subieran miles de veces los límites permitidos, asímismo se detectó plutonio fuera de los reactores.

La organización ambientalista Greenpeace ha señalado que este accidente nuclear es un recordatorio a la humanidad para girar sus esfuerzos hacia el uso de energías, renovables, limpias y seguras.

Fotos: Greenpeace

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre