Inauguran la exposición “Danza y libertad” en la Galería Pascual

0

Carlos Quiebras presenta sus obras en el Día Internacional de la Danza.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 30 de abril de 2019

En el marco del Día Internacional de la Danza celebrado el 29 de abril, se inauguró la exposición “Danza y Libertad” en la Galería Pascual donde se presentaron obras del maestro Calos Quiebras para homenajear a todas las bailarinas del mundo.

Quiebras menciona que normalmente es celoso con sus obras, con el gusto de encerrarse y “crear”, sin embargo, tras conocer la visión, la misión y el amor de acercar el arte a las personas por parte de la Fundación Cultural Pascual, una empresa completamente mexicana, quedó muy encantado de participar.

El pintor originario de Tlaxcala hizo su primera donación de su carrera, su obra “Pies para volar” de 1.20 m por 1.20 metros es una pintura al óleo sobre papel, que ahora forma parte de la colección privada de Pascual, donada personalmente para la Fundación.  

Todas sus obras expuestas en la galería tienen representadas a bailarinas, cuerpo y desnudos. El tiempo que tarda en crear una pintura varía de hacer un boceto de tres horas a una pintura pintada al óleo que tarda hasta tres meses en acabar.

El presidente de la Fundación Cultural Pascual, Rogelio Bermúdez, al momento de la apertura de la galería recordó una anécdota de cuando el maestro Quiebras se presentó en Oaxaca. En dicha exposición algunas alumnas observaban una pintura y aseguraban de forma insistente que se trataban de fotos, sin saber que el maestro Quiebras las escuchaba al lado.  “Si son fotografías se las regalo”, dijo Quiebras.

El estilo de Carlos Quiebras está dentro del hiperrealismo, y su conexión que tiene con la danza es por la energía de las bailarinas, la pasión, el amor, la disciplina, lo complicado que puede ser su pasión, pero al mismo tiempo la magia que te transmiten al bailar. “Otra razón, que enriquece más mis pinturas, es la vida, tras una bailarina que le enseñó todo aquello que hay de tras de los movimientos al bailar y subirse a un escenario para transmitir su magia”.

“Algo que también me encanta de poder tener la fortuna de crear estás obras es que puedo tener una riqueza en la mezcla de la pintura con la danza y el dibujo”, agregó Quiebras.

El pintor explica que en realidad no le gusta clasificar su arte en un estilo “prefiero que el espectador decida. He estudiado las artes plásticas, todo el movimiento artístico lo he asistido, pero particularmente me gusta ser más libre y dejo que el público decida. Hay quienes lo llaman fotorrealismo, hay quienes lo llaman hiperrealismo, realismo, superrealismo e incluso tengo una obra que se puede determinar en el surrealismo”, comentó. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre