Políticas de conservación ambiental van de la mano con el modelo extractivo

0
73

Anuncios hechos por Peña Nieto en COP 13 abren la puerta a proyectos de economía verde: organizaciones sociales.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 08 de noviembre de 2016

Los anuncios hechos por el presidente Enrique Peña Nieto en la COP 13, que colocan a México a la “vanguardia de la conservación”, se contradicen con las concesiones a proyectos extractivos y la apertura de la economía verde, denunciaron organizaciones sociales presentes en la cumbre ambiental.

“Vemos como a nivel global, la política de conservación, a través de su financiación, va paradójicamente de mano con el desarrollo del modelo extractivo y la destrucción del medio ambiente”, subrayaron las organizaciones ambientalistas Amigos de la Tierra y Otros Mundos.

Las organizaciones alertaron del impulso que se le brinda al sector de los hidrocarburos en México. Actualmente se imponen proyectos de extracción en comunidades rurales, indígenas y campesinas en la zona Zoque de Chiapas, donde se proyecta perforar 12 pozos, lo que se ha convertido en una política de despojo, denunciaron.

“Enrique Peña Nieto no tiene el derecho de posicionarse en la escena internacional como protector de la biodiversidad, cuando viola derechos de los pueblos indígenas y de las comunidades locales”, afirmaron.

ANP junto a concesiones no protegen biodiversidad
Peña Nieto anunció la creación de cuatros nuevas áreas naturales protegidas (ANP), declaradas como “Reservas de la Biósfera”, pero esto “no representan una garantía contra las actividades extractivas”, afirmaron las organizaciones sociales.

Las nuevas cuatro ANP anunciadas en la COP 13 son el Caribe Mexicano, las Islas del Pacífico y sus aguas adyacentes, el Pacífico Mexicano Profundo y la Sierra de Tamaulipas, que sumadas con las anteriores áreas naturales protegidas suman 91 millones de hectáreas; sin embargo existen 38 millones de hectáreas de concesiones mineras.

Las organizaciones señalaron que en la costa de Chiapas existen 21 concesiones mineras justo entre dos Reservas de la Biósfera (Triunfo y Encrucijada), que pueden generar impactos graves en los ecosistemas de bosques y manglares.

“¿Para qué sirve crear otras cuatro reservas naturales para proteger la biodiversidad, si aquí con la minería van a destruir dos?”, cuestionó Luis Rojas Nomura, habitante de Chiapas. “No es cierto que aquí en México se protege el medio ambiente y se preservan las áreas naturales protegidas”, añadió el también integrante del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de junio.

Otro elemento que preocupa a las organizaciones es que en México las ANP se usen como una forma de control territorial, que se ha agudizado con la creación de la gendarmería ambiental, figura que se instaló en regiones como la Selva Lacandona donde tiene una connotación contrainsurgente.

Los PSA sustituyen prácticas colectivas
Claudia Ramos, integrante de Otros Mundos AC, advirtió que el sistema de Pagos por Servicios Ambientales (PSA), que promovió Peña Nieto en la COP 13, resulta preocupante, pues sustituyen las prácticas colectivas de comunidades indígenas.

“Más del 60% de los bosques en nuestro país está en manos de ejidos y comunidades y mucho de estos ecosistemas han pervivido gracias a prácticas colectivas que las propias comunidades han mantenido desde centenas de años. El problema con los PSA es que sustituyen esas prácticas colectivas con estrategias individualistas y de corto plazo, dependientes de financiamientos y mercados externos”, detalló la especialista en bosques y biodiversidad.

Los PSA son pagos por actividades de manejos sustentable de ecosistemas implementados por alguna institución gubernamental pero con recursos aportados por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente Global, donde participan el Banco Mundial y empresas. Están vinculados a la generación de bonos de carbono para las empresas que quieren compensar sus actividades emisoras de gases de efecto invernadero. Esto permite que el sector privado y países desarrollados sigan contaminando y no representa una verdadera solución al cambio climático, explicó el comunicado.

Las organizaciones señalaron que el otro anuncio de Peña Nieto, sobre la creación de cinco nuevas áreas de salvaguarda, “abre claramente la puerta al desarrollo de proyectos de la economía verde en la región”, pues en su decreto se plantea contribuir a cumplir uno de los objetivos de la Meta Nacional “México Próspero” vinculado preservar el patrimonio natural y generar riqueza, competitividad y empleo.

Fotos: Freeimages

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre