Asamblea “El Istmo es Nuestro” se declara en estado de emergencia

Marcha Calenda del CNI-CIG en Juchitan. Foto de Santiago Navarro F/Avispa Midia

Declaratoria del CNI propone sembrar en el imaginario mexicano otro sistema de vida posible.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 09 de septiembre de 2019

Reunidos en Juchitán, Oaxaca, integrantes del Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno y las Redes de Resistencia y Rebeldía, se declararon en estado de emergencia ante las amenazas de megaproyectos impulsados por el Gobierno Federal.

Del seis al ocho de septiembre se llevó a cabo la “Asamblea Nacional e Internacional el Istmo es Nuestro”, donde representantes de 17 pueblos originarios y organizaciones planearon estrategias de resistencia ante el Corredor Interoceánico, el cual, dijeron, pretende convertir al Istmo en un “inmenso parque industrial” y ser “el muro de contención de los migrantes centroamericanos”.

Los representantes ikoots, binnizá, ayuuk, chatinos, chontal, cuicateco, mixteco, chinanteco, mazateco, nahua, maya, tzotzil, tzeltal, zoque, totonaco, purépecha, ñañhú, acordaron realizar una Jornada Global de Lucha en Defensa de la Vida y el Territorio “Samir Flores Vive” el día 12 de octubre.

También acordaron suscribirse a la campaña de información “El Istmo es Nuestro” para difundir las amenazas del Corredor Interoceánico, sumarse a la acción global por la presentación de los desaparecidos el 26 de septiembre (quinto aniversario de la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa), a la marcha del dos de octubre, y a la jornada latinoamericana contra los feminicidios y las violencias contra las mujeres del 25 de noviembre.

En la declaratoria final denunciaron la “voracidad de los grandes capitales” que usan como facilitadores a los gobiernos municipales y estatales, al gobierno federal que simula consultas y engaña a autoridades locales para destruir a las asambleas y formas de organización comunitaria.

Señalaron que los megaproyectos como el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas, el Corredor Interoceánico, el Proyecto Integral Morelos y el Nuevo Aeropuerto pretenden saquear los bienes naturales y sobreexplotar la mano de obra de los pueblos.

Calificaron como “tácticas de contrainsurgencia” a los programas de gobierno, las consultas del INPI y las campañas de desprestigio contra movimientos sociales. Señalaron que “al peor estilo priista” los becarios de “Construyendo el Futuro” se han convertido en “virtuales capataces de las comunidades” a través del programa “Sembrando Vida”.

Además denunciaron la implementación “del terror mediante ataques paramilitares, delincuencia organizada y militarización de nuestros territorios, asesinatos de defensores y defensoras de nuestros derechos y territorios, y una virtual guerra contra las mujeres con miles de feminicidios”.

Finalmente propusieron difundir las experiencias colectivas de autonomía para “sembrar en el imaginario Mexicano otro sistema de vida posible”.

Participaron la vocera del CNI-CIG, Marichuy; así como representantes de la Asamblea de Pueblos Indígenas en Defensa de la Tierra y Territorio, del Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Maderas del Pueblo, padres y madres de los 43 normalistas de Aytozinapa, la CRAC-Policía Comunitaria y de colectivos internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre