Así se producen los guajolotes orgánicos de Granja Cocotla

Las tierras saludables dan alimentos y personas saludables: Verónica Alcántara


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 29 de noviembre de 2016

Con más de 15 años de trabajo continuo, la Granja Integral Cocotla se especializa en la producción de carne orgánica y sustentable de guajolote, borrego, conejo y pollo. Ubicada en el pueblo de la Trinidad, en Texcoco, Estado de México, además empaca al alto vacío lo que alarga la vida comestible.

Verónica Alcántara, integrante de la Granja Cocotla, recorre las instalaciones, explica los diferentes procesos de producción que van desde la elaboración de los propios alimentos de los animales. “La idea de organizar un ecosistema es que no haya desperdicio, que haya reciclado de nutrientes y de biomasa en el área, para generar los procesos que alimenten a los organismos en producción”, indica.

En la granja, también denominada sustentable, se realizan procesos en un entorno ecológico, se genera un ciclo productivo, en el que todos los residuos se reutilizan de diferentes maneras, por ejemplo con el excremento de los animales se realiza abono; en un proceso de composta se produce un mejorador de suelos, también se compostea con lombrices en una técnica llamada lombricomposta.

La ingeniera agrónoma Johana López, encargada del huerto, menciona las variedades de hortaliza que se producen, explica que “todo es parte del manejo agroecológico que se tiene en el huerto para aportar más nutrientes y principalmente es para el cuidado del agroecosistema de la granja”.

La ingeniera, quien además es encargada de las piscinas de alga espirulina, describe que ésta “es un organismo muy antiguo que fue utilizado durante la época prehispánica como alimento”.

En la granja un deshidratador permite eliminar toda el agua de los vegetales para su mejor conservación sin perder sus propiedades. En la salud de los animales resaltan las medidas preventivas donde las enfermedades son tratadas de manera orgánica, se usan plantas medicinales que ahí mismo cultivan.

Verónica hace una invitación “a que conociendo los procesos que son, pues si no complejos, sí tienen una diversidad de actividades, el orgánico tiene sus especificaciones y sus beneficios a la tierra y a nuestra salud”.

“Las tierras saludables dan alimentos saludables, dan personas saludables, por eso la importancia de difundir el orgánico, el consumo y su producción”, apunta.

La Coperacha

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre