Comunidades de Oaxaca ganan derecho a la gestión colectiva del agua

0
362
Foto: Copuda

Decreto Presidencial reconoce libre determinación, autonomía y administración coordinada del acuífero.

Comunidades originarias de Valles Centrales, Oaxaca, conocidas también como “sembradoras de agua”, ganaron su derecho a la gestión colectiva del manto acuífero, además quedó plasmado en un Decreto Presidencial el reconocimiento a sus derechos a la libre determinación, autonomía y territorio, hecho que han calificado de histórico y que sienta precedente para otros pueblos indígenas.

Desde hace 16 años las comunidades zapotecas de Valles Centrales padecían de una veda que les impedía el uso del agua para actividades agrícolas, su principal sustento de vida, pero el 24 de noviembre se publicó (de manera sorpresiva, reconocen) en el Diario Oficial de la Federación el decreto con el que se inicia una nueva relación con el agua.

Organizados en la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (Copuda), las comunidades realizaron obras captadoras de agua (que les dio el reconocimiento de sembradoras de agua) e iniciaron un proceso legal para la defensa de su derecho al agua, a la libre determinación y autonomía.

“Nuestra mejor arma y el mejor planteamiento fue que demostramos que organizados y con trabajo pudimos recuperar el manto acuífero”, dice en entrevista María de los Ángeles Santiago, vocera de la Copuda. “Desde nuestros propios recursos pudimos revertir la escasez”, añade.

En los años de 2004 y 2005 los pozos de agua de los campesinos de la región presentaban un espejo de agua a los 40 metros de profundidad, este año en cambio, después de realizar decenas de obras captadoras en varias comunidades, el reflejo de agua se percibe a los 20 metros, explica la también regidora de Educación de San Antonino Castillo.

Importancia histórica
Para la Copuda el documento “reconoce por primera vez en la historia del país, el derecho a la administración comunitaria del agua de nuestras 16 comunidades zapotecas asentadas en la microrregión Xnizaa del Valle de Ocotlán, Zimatlán y Ejutla”.

El artículo 7 del Decreto firmado por la Presidencia, la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) reconoce a las comunidades “su derecho a la libre determinación y autonomía, así como su derecho al territorio y en consecuencia a participar en la administración coordinada del acuífero”.

La vocera de la Copuda dimensiona que el reconocimiento es muy grande: “Por primera vez se plasma nuestro derecho a la libre determinación, están reconociendo que nosotros como comunidades indígenas podemos administrar, preservar nuestros bienes naturales y eso genera un precedente para otros pueblos originarios”.

Reglamentos internos
El decreto emplaza a la Conagua a otorgar títulos de Concesión Comunitaria, y a los pueblos originarios, a elaborar reglamentos comunitarios elaborados por ellos mismos.

María de los Ángeles Santiago señala que las 16 comunidades ya tienen plasmados sus reglamentos internos, algunos ya fueron aprobados por las autoridades comunitarias, municipales y en al menos tres comunidades ya los aplican.

“Cada comunidad redactó su reglamento interno con sus características y formas de organización del cuidado del agua en sus comunidades”, dice la representante de la Copuda. El primer aporte dice, será que la administración del agua va empatada con la recarga del acuífero.

“Reconocemos que necesitamos hacer uso del agua para la producción agrícola pero estamos 100% comprometidos con la recarga. No se puede extraer agua por extraer sino que también se tiene que mantener el acuífero para beneficio de la comunidad. A cada obra de extracción se requiere una de captación”, apunta la también defensora del agua.

Notas relacionadas:

Comunidad zapoteca blinda agua contra industria extractiva y privatizaciones

Pueblos indígenas de Oaxaca acusan simulación de Conagua

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre