Cooperativa LF del Centro buscará tarifa social de energía eléctrica

Las trasnacionales son monstruos pero nosotros tenemos 100 años de experiencia: Fernando Muñoz Ponce


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 27 de septiembre de 2016

Los “electricistas en resistencia” del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que este octubre cumplen siete años de haber sido despedidos por un decreto presidencial, han vuelto bajo la figura autogestiva de la cooperativa LF del Centro.

Fernando Muñoz Ponce es el primer presidente del consejo de administración de la cooperativa elegido por una asamblea del SME, donde se designó, únicamente para efectos administrativos, la dirección de la cooperativa.

Entrevistado luego de participar en un foro donde narró la historia de la resistencia del SME y su transición hacia el cooperativismo, Muñoz Ponce afirmó que la cooperativa LF del Centro buscará como prioridad una tarifa social para la energía eléctrica y que está lista para competir contra las grandes trasnacionales.

Estado actual de la cooperativa
“Para nosotros es un orgullo decir que somos un sindicato que tiene más de 100 años de vida, pero hoy inicia otra etapa de nuestra historia ahora como sociedad cooperativa”, soltó el primer presidente de LF del Centro.

De 15 mil 200 socios probables, trabajadores del SME que no cobraron su liquidación, ya hay más de 14 mil 800 socios cooperativistas, “faltan algunos compañeros que por cuestiones diversas no han podido firmar”, pero “la idea es que el 100% de los que iniciamos la resistencia, seamos el 100% de los que iniciamos la cooperativa”, afirmó Muñoz Ponce.

Detalló que actualmente tienen un convenio con el Instituto Politécnico Nacional (IPN), por medio del cual se trabajan siete líneas de negocio como las telecomunicaciones, la construcción, mantenimiento, hacer líneas de transmisión, líneas de distribución, servicios administrativos, destacando la de energías limpias, con la idea de “aprovechar toda esa experiencia laboral que por muchos años nos formó en Luz y Fuerza del Centro”.

“Con el IPN estamos haciendo un estudio de mercado, qué costo tiene hacer un parque de generación, cuánto es el tiempo de recuperación, si vale la pena o no entrar, nos estamos poniendo en manos de ellos para que nos orienten y podamos tomar la mejor decisión”, indicó.

El reto de ser los dueños
Con el número de personas que han firmado para asociarse a LF del Centro, se ha vuelto, de la noche a la mañana, en la más grande cooperativa de producción y servicios en Latinoamérica.

“El número sí espanta porque el problema va a ser darle trabajo a más de 14 mil socios cooperativistas, pero hoy hay un gran número de compañeros que han metido propuestas y posibilidades de hacer contratos. Eso nos permite garantizar el trabajo de forma paulatina en un margen corto de tiempo”, afirma Muñoz Ponce.

Añade: “Es un reto importante porque esa es otra etapa para los trabajadores, una etapa donde ya no tenemos patrón, somos los dueños, hoy tenemos que cuidar desde lo más mínimo, una tuerca, hasta la maquinaria que logremos comprar”.

Relación con la base social
Durante los siete años de resistencia el SME concretó un gran apoyo popular de usuarios que se solidarizaron en marchas y en no reconocer ningún contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE); relación que se plasmó en una iniciativa ciudadana para que la energía eléctrica fuese reconocida como derecho humano.

“Un compromiso que hicimos con la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica (ANUEE) fue buscar que la energía sea un derecho social”, señaló Muñoz Ponce. “Lo primero que tenemos que garantizar es que la ANUEE sea nuestra primera usuaria, queremos que sea una usuaria calificada que nos permita garantizar el precio más bajo de la energía eléctrica sin abandonar la lucha”, detalló.

La ANUEE alcanzó la cifra de más de 427 mil usuarios de energía eléctrica que respaldaron en las calles la resistencia por recuperar los derechos laborales de los electricistas.

Muñoz Ponce señaló que en el norte del país las tarifas de energía eléctrica son muy agresivas contra la sociedad, “pues hasta allá tiene que llegar el movimiento para que la gente sepa cómo defenderse de los altos cobros”. Subrayó: “Lo que se busca es garantizar esa tarifa social no solamente para la ANUEE sino para todo el país”.

Enfrentar a las trasnacionales
Para Muñoz Ponce enfrentarse a las grandes empresas internacionales no le espanta. “Observamos que la reforma energética fue para beneficiar a firmas extranjeras que vienen a tomar el mercado energético del país”, dijo.

Al referirse que les entregaron las plantas de generación hidroeléctrica “en estado de deshecho” como fue el caso de Alameda, Estado de México, enfatizó que “pensaron que nosotros no íbamos a poder con las plantas porque sufrieron vandalismo, pero la pusimos a funcionar hace 15 días, y ese fue el tiempo que nos llevó reconstruirla, dejarla casi como nueva”.

Añadió que “es algo con la que la CFE no contaba, que las manos calificadas del SME íbamos a poder levantar una planta de esas características. Ya lo demostramos con Alameda, hoy buscamos entrar a la competencia de la generación de energía eléctrica”.

Muñoz Ponce dice aguerrido: “Nos estamos enfrentando a grandes trasnacionales que han basado su fortuna en la generación de energía eléctrica pero nosotros venimos de un sindicato que tiene más de 100 años generando electricidad e iluminamos la ciudad más grande del mundo”.

“Efectivamente son corruptos y los grandes monstruos pero nosotros tenemos la experiencia laboral y la base social, lo cual nos va a permitir salir adelante de este grande reto”, remató.

Fotos: Comité Central y Comisiones Autónomas del SME

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre