Cooperativas turísticas de Acapulco, sobrevivir al desastre

0
245
Foto: Óscar Guerrero | Amapola Periodismo.

Resignadas, 2 mil 700 familias que dependen del trabajo cooperativo en el puerto.

Desde Ciudad Renacimiento, Acapulco, el joven Salvador Soto describe la situación actual de las cooperativas turísticas del puerto guerrerense a dos semanas del paso del huracán Otis: pérdidas del 80 al 100% en su infraestructura y 2 mil 700 familias sin el sustento del trabajo cooperativo.

Lo más apremiante es la subsistencia de las personas. Aunque la ayuda gubernamental fluye a través de la Marina, el agua y los víveres son insuficientes, dice. En un horizonte lejano se mira la recuperación turística, en consecuencia, del trabajo cooperativo.

Vivir sin turismo
Las cooperativas agremiadas en la Confederación Nacional de Sociedades Cooperativas de Transportes y Servicios Turísticos en General de la República Mexicana, de la que Salvador Soto es vicepresidente, están asentadas en la franja costera del Acapulco tradicional, desde la Base Naval, hasta las playas de Caleta y Caletilla, hoy en condiciones de desastre.

En todo el puerto hay unas 300 cooperativas, repartidas entre las dedicadas al servicio de restaurantes, pesqueras y turísticas. Las pertenecientes a la confederación suman arriba de 100 y cuentan con alrededor de 5 mil socios que se dedican a los paseos turísticos en bananas, parachutes, en lanchas, embarcaciones con fondo de cristal y paseos en acuamoto.

El golpe del huracán les hizo perder casi todo. Salvador narra que no estaban preparados para algo así. Saben que cuando se aproxima una tormenta tropical o huracán llevan las embarcaciones al mar, en medio de la bahía. En esta ocasión así lo hicieron, pero la fuerza de Otis hizo que chocaran entre sí y se hundieran.

Todavía no han podido cuantificar los daños, ni cuántas embarcaciones suyas se hundieron, pero estiman un monto superior a 50 millones de pesos entre estructuras, mobiliarios, techos, equipo especializado y embarcaciones. “Afortunadamente no hubo pérdidas humanas”, dice.

Ya no hay lodo en las calles
A dos semanas del paso de Otis “la Costera Miguel Alemán aún está prácticamente hecha trizas”, la basura, los restos de hoteles, palmeras, negocios y anuncios están por doquier, no hay dónde llevarlos, describe Soto, “lo único que ha cambiado es que ya no hay lodo en las calles”.

En el plano social, reconoce el trabajo de la Comisión Federal de Electricidad, la seguridad que ha brindado la Guardia Nacional, la presencia de trabajadores estatales, la actividad en la central de abastos y algunos mercados, ya hay gasolina, bancos, pero lo que de plano está desaparecido son los servicios municipales, el saneamiento básico, dice.

Las instalaciones de las cooperativas turísticas, hechas de palma y tablas, colocadas sobre la franja costera, quedaron destrozadas. Los primeros días, sin luz, y con el fenómeno social del robo generalizado, los socios se organizaron en guardias. “Lo poquito que quedaba se trató de cuidar a puro machete”.

El primero de noviembre el gobierno federal anunció un plan de reconstrucción para Acapulco de 20 puntos. En dos de ellos, se planteó la entrega de préstamos de 25 mil pesos a la palabra para prestadores de servicios y créditos sin intereses desde la Financiera Bienestar para pequeñas y medianas empresas. A la fecha, “estamos a la espera, no ha habido un caso de alguna persona que haya logrado alguno de esos apoyos”, expresa Soto.

No hay buena puesta de sol
La Confederación Nacional de Sociedades Cooperativas de Transportes y Servicios Turísticos en General de la República Mexicana tiene también presencia en las ciudades turísticas de Vallarta, Los Cabos, Manzanillo y Zihuatanejo. Pero no es un panorama grato para las cooperativas de Acapulco en el corto plazo. No hay buena puesta del sol.

La temporada vacacional se perdió, pero “tenemos que seguir adelante”. Otis cambió la vida de todas las personas y del cooperativismo del puerto. “Estamos resignados. Siempre estábamos esperanzados a la temporada de diciembre. Pero realmente, no hay condiciones como para que en diciembre Acapulco vuelva a brillar”, apunta.

Notas relacionadas:

Cooperativa Pascual se solidariza con Acapulco

Organizaciones exigen al Gobierno acciones climáticas contundentes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre