Prosumidores rompen la lógica del mercado

Redacción La Coperacha

Ciudad de México // 22 de octubre de 2018

Un concepto muy importante dentro de la economía alternativa es el del prosumidor, que vuelve a unir al productor con el consumidor, regresando la integralidad del ser humano, señala Claudia Caballero, integrante de la Red Multitrueke.

Prosumidor, idea acuñada por el escritor Alvin Toffler, se ha convertido en un concepto paralelo a las monedas comunitarias y los mercados de multitrueque, menciona Claudia, adoptado primero por los clubes de trueque en Argentina, y hace 10 años en México.

Parte del concepto, indica la también economista, es que el prosumidor cambia la lógica del mercado en donde un productor convencional busca obtener ganancias de sus producciones, a diferencia del prosumidor, cuyo objetivo fundamental es satisfacer las necesidades de un grupo o red.

El prosumidor a su vez es un consumidor de los productos de otros prosumidores, esta parte es fundamental, porque lo vuelve un consumidor responsable, que prefiere consumir localmente, y así sustituye los productos y los servicios del mercado capitalista.

Pero el prosumidor no sólo es un concepto económico, también es un sujeto político, porque se asume perteneciente a una comunidad, incorpora valores existenciales diferentes a los del sistema capitalista para transformar la sociedad.

Por eso los prosumidores urbanos tienen el gran reto de transformar la vida cotidiana en una ciudad donde se concentra el capital y que está llena de grandes trasnacionales, tiendas comerciales e inmobiliarias.

Los prosumidores urbanos, dice Claudia, “tenemos que retomar nuestras capacidades productivas olvidadas, esos saberes tradicionales, estéticos, éticos y de producción”, el gran desafío es recontactar con la naturaleza, volver a equilibrarse con el planeta, reestablecer los vínculos con los campesinos rurales y generar mejores formas de reciprocidad que vayan más allá del dinero convencional.

Los productores urbanos tenemos la posibilidad de transformar los mercados capitalistas en comunidades de interdependencia y así contribuir juntos cocreando la esperanza que esta humanidad necesita: sí es posible una vida digna para todos los seres del planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre