Auditoría encuentra que Tren Maya no tiene rentabilidad razonable

Sin planeación regional de desarrollo social, ambiental, económica y turística.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el Proyecto Tren Maya presenta diversas debilidades entre las que destaca la proyección de ingresos y cálculos de rentabilidad que sustentaron el Análisis Costo-Beneficio, y en el que se identificó que algunos de los supuestos “no fueron razonables”.

La auditoría señala que en el proyecto no se explicó de qué forma para 2026, el tren ofrecerá el nivel de eficiencia en sus diversos tipos de viajes y su factor logístico, es decir, la dinámica entre el uso de carga y el de pasajeros. Los supuestos establecidos para las proyecciones de la demanda para el transporte de pasajeros tampoco son consistentes para la ASF.

La ASF también alertó de las debilidades en la planeación del proyecto, pues no se elaboró un programa regional que definiera las directrices para alcanzar los objetivos en materia económica, turística, de desarrollo social, ambiental, de ordenamiento regional y que previera el origen de los recursos para su instrumentación.

Aunque el Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) suscribió dos contratos para identificar riesgos y del que se desprendieron talleres y la participación de expertos, no se retomaron todos los resultados. Por ejemplo no se incluyeron los impactos negativos respecto del desplazamiento productivo de actividades tradicionales, servicios turísticos locales, segmentación y separación de núcleos de población y agrarios, las afectaciones a las tierras de uso común y los efectos ambientales negativos, entre otros.

Rentabilidad

Con los cambios de rutas, el aumento en su inversión inicial y la disminución de beneficios directos, la Tasa de Rendimiento Inmediata (TRI) se encuentra en 10.2 por ciento, mientras que el parámetro de referencia de rentabilidad es de 10 por ciento de acuerdo a lo establecido a la Tasa Social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. De incrementarse el costo de la obra “el proyecto dejaría de ser rentable”.

Entre las observaciones que hace la auditoría también señala el análisis actual y las problemáticas por resolver en los estados que tocará el proyecto, Fonatur no dispuso de un comité normativo para evaluar riesgos, no proporcionó directrices específicas de planeación, tampoco la visión de largo plazo ni el origen de los recursos para la instrumentación.

La auditoría con número 1384-DE Desempeño del Proyecto de Construcción del Tren Maya tuvo 12 resultados, solo en uno no se encontraron irregularidades, y se hicieron 13 recomendaciones.

Notas relacionadas:

Juzgado Federal concede suspensión definitiva al Tramo 3 del Tren Maya

Jueza otorga tres suspensiones en contra del Tren Maya

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre