Puebla, referente de un movimiento de Economía Social

Yo Compro Poblano: iniciativa que reconoce la perspectiva de género.

Colaboración especial: Irma Lila Zentle Colotl
Participante del Nodo de Innovación Empresarial, Ibero Puebla

Ciudad de Puebla // 12 de marzo de 2019

La pobreza, la precariedad laboral, la exclusión a la protección social y la mala distribución de la riqueza a nivel mundial han generado un caldo de cultivo ideal  para el crecimiento de la delincuencia, la inseguridad, y las distintas formas de violencia, lo que da cuenta de que no se trata de un fenómeno aislado, sino que se trata de un fenómeno que afecta a diferentes territorios, en diferentes partes del mundo y en México no es la excepción, ya que también ha permeado en sus Estados y Municipios.

Según el CONEVAL Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social  (2016) el Estado de Puebla ocupa el 5to lugar a nivel nacional en rezago social, contando con un 59.4% de la población en situación de pobreza.

A nivel Municipio las cifras no son nada alentadoras, ya que el Municipio de Puebla cuenta con el 40.6% de la población en la misma situación, lo que equivale a 699,016 poblanos empobrecidos, principalmente concentrados en las periferias de la Ciudad y en algunas zonas del centro. Dicho contexto, da cuenta de la gran polarización y desigualdad en uno de los centros urbanos que reportan mayor crecimiento económico.

A la par de dicha situación, surgen distintas posibilidades y alternativas que incluyen maneras de concebir y organizar la vida económica, basadas en principios no capitalistas que apuntan a una transformación gradual de la economía en formas de producción, intercambio, y consumo más justas”, las cuales permitirán en el mediano y largo plazo una restructuración del tejido social, tal es el caso del proyecto Yo Compro Poblano.

Nodo de Innovación Empresarial
Yo compro Poblano surge como una iniciativa por parte del Instituto de Diseño e Innovación tecnológica de la Universidad Iberoamericana, a través del Nodo de Innovación Empresarial antes Incubadora de Empresas IDIT-IBERO, en colaboración con el Municipio de Puebla, dando inicio dicho proyecto en el año 2016, durante la alcaldía de Luis Banck.

El proyecto tiene por objetivo generar oportunidades de empleo digno para las personas que viven en territorios con índices de pobreza y delincuencia, consideradas zonas prioritarias del Municipio de Puebla, esto a través del acompañamiento y la promoción de iniciativas empresariales que trabajen bajo los principios de la Economía Social, incluyendo la perspectiva de género, este último considerado uno de los ejes principales para reconocer el papel las mujeres en las actividades económicas, ya que el 60% de las personas que participaron en dicho proyecto, son mujeres. Otro de los objetivos es la creación de Circuitos Económicos solidarios, a través de la implementación de las estructuras de segundo nivel; redes de comercialización, producción, consumo y ahorro.

Yo Compro Poblano: logros y retos
En cuanto a algunos resultados cuantitativos, se crearon 12 colectivos de producción; donde participaron 67 empresas, en ejercicios de consumo colaborativo; se compraron de manera conjunta frascos, bolsas para empaques y canastas de productos básicos.

En cuanto al ahorro, 47 empresas de diferentes zonas se organizaron para crear Grupos de Financiamiento Autogestivo, generando un flujo de ahorro efectivo de $46,695.

En lo referente a la comercialización, se dio apertura a  varios puntos de venta como el de la plaza comercial El Triángulo, Plaza Adagio, Plaza Dorada, Parque Juárez y la recién inaugurada en Plaza Loreto. También la participación en ferias, expos y negociaciones con empresas tractoras.

Así mismo, se notan cambios cualitativos en los hombres y las mujeres que participaron en el proyecto, se puede percibir mayor autogestión, autonomía, participación en la toma de decisiones y cooperación con otras empresas. Lo anterior ha constituido hasta cierto punto, un reto pedagógico, debido al gradual cambio de paradigmas, subjetividades e imaginarios sobre cómo organizar la vida, si tomamos en cuenta que vivimos bombardeados por antivalores como el individualismo y la competencia.

En materia de vinculaciones con el Sector Público, este fue decisivo para el financiamiento de éste proyecto. Es importante mencionar la institucionalización del programa, en 2017 se crea la Dirección de Vinculación y Economía Social de la Secretaría de Desarrollo Económico del Municipio de Puebla y en materia de política pública la adición del Capítulo 38 “De la Economía Social y Solidaria en el Municipio” al Código Reglamentario Municipal.

Lo anterior da como resultado que El proyecto Yo Compro Poblano se caracterice por una doble dimensión: socioeconómica y sociopolítica, sin duda se trata de un gran movimiento que está emergiendo en el Municipio de Puebla, “se trata de un agrupamiento intencional de diversos actores sociales: Instituciones gubernamentales, iniciativa privada, empresas de economía social, Universidades, alumnos de servicio social, agentes estratégicos en las diferentes zonas, colectivos, etc.  quienes, a través de prácticas de cooperación, de procesos de articulación y de momentos de movilización, quieren de manera explícita un cambio del modelo socioeconómico” y hacer frente a las problemáticas del Municipio.

Entre los principales retos del Proyecto, es la continuidad y el financiamiento del mismo por parte de las nuevas autoridades Municipales, así como un mayor alcance en las diferentes zonas del Municipio de Puebla.

En cuanto a algunas limitaciones, está la dificultad para la participación y la organización en redes por parte de los participantes del proyecto, así como también la dificultad para construir esquemas económicos solidarios en una mercado capitalista que prioriza la ganancia. Sin embargo los resultados positivos saltan a la vista. Te invitamos a que conozcas más del Nodo de Innovación Empresarial y del Proyecto Yo Compro Poblano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre