Alemania también se molestó con México por glifosato

Diplomático muestra enojo en reunión con Semarnat.

El representante de la embajada de Alemania en México para la agricultura, Martín Nissen, también lanzó “duras críticas” y en un tono de “enojo” contra la política de prohibición del pesticida glifosato en nuestro país, lo cual fue interpretado por prensa germana como “fuera del tono diplomático” y contrario a la política del propio país europeo en temas agrícolas.

De acuerdo con información proporcionada por personal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) al medio alemán Amerika21, durante una reunión informativa con representantes de varias embajadas en febrero de 2020, el agregado para temas agrícolas “cuestionó muchísimo” y “se enojó” por la prohibición del pesticida. En cambio, los otros embajadores no presentaron objeciones importantes.

Nissen advirtió “con vehemencia” que los casos de prohibiciones de plaguicidas crean “mercados negros” y en el caso mexicano sería difícil realizar controles debido a la extensión del territorio. Además, señaló que faltaban alternativas a los plaguicidas comerciales. Las fuentes dijeron que el diplomático se había mostrado agresivo, ante el asombro del personal de Semarnat.

Ante ello, organizaciones como Pesticide Action Network Alemania, Greenpeace México, Movimiento Agroecológico Latinoamericano (MAELA), la Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México (Rapam), pidieron coherencia en la política internacional germana, pues los dichos del diplomático iban en contra del acuerdo de la Unión Europea (firmado por Alemania) de prohibición inmediato del glifosato en usos urbanos y su evaluación sobre la eventual eliminación para uso agrícola en 2023.

Las organizaciones también llamaron al gobierno alemán a apoyar las políticas ambientales mexicanas para eliminar gradualmente los plaguicidas altamente peligrosos y promover la agroecología y alternativas sostenibles para el cuidado de la salud de personas campesinas, mujeres y niños en zonas rurales.

Hace dos días se dio a conocer la estrecha colaboración entre Bayer-Monsanto y funcionarios norteamericanos para revertir la decisión de México sobre abandonar gradualmente el uso del pesticida de la trasnacional alemana a través de correos electrónicos.

El propio ex secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Toledo, antes de presentar su renuncia al cargo en octubre de 2020, habló de recibir “fuertes presiones” por esa decisión que buscaba cumplir las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de aplicar el principio precautorio por la salud de las personas.

Martin Nissen y Enrique Sánchez Cruz // Foto: Embajada de Alemania en México

Notas relacionadas:

Monsanto y funcionarios de EU presionan a México para impedir prohibición de glifosato

México ya prohíbe importación de glifosato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre