La CDMX entre la escasez de agua y las inundaciones: Isla Urbana

“El agua de lluvia sí se puede potabilizar, en la UNAM instalamos nuestro sistema hace 5 años”.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 25 de octubre de 2018

El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Ramón Aguirre, estima que 4 millones de habitantes padecerán durante 4 días la suspensión del servicio de agua; recomienda su almacenamiento y descarta problemas graves.

Isla Urbana nos comparte sus reflexiones sobre las raíces del problema que no se resuelve en 4 días y señala las alternativas sustentables, una de ellas la han desarrollado desde casi 10 años, la captación de lluvia.

Han instalado cerca de 9 mil sistemas de captación y potabilización, la mayoría de ellos en la Ciudad de México. Uno de ellos está en la UNAM desde hace 5 años, el proyecto se llama Jugo de Nube y el agua está a disposición de los estudiantes en bebederos.

El manejo del agua en la ciudad es psicótico
Nabani Vera, director de comunicación de Isla Urbana, identifica el problema en la sobrexplotación del acuífero del Valle de México y en el crecimiento de la ciudad que impide su recarga pluvial.

“Entonces la lluvia se va a las coladeras mezclándola con aguas negras y da como resultado las inundaciones”, resume Nabani.

Recomienda “ser más estrictos y rigurosos en el crecimiento de la ciudad” porque permitir la construcción de más edificios o torres “te habla de una desconexión de gobierno con sociedad”.

La falta de agua, recuerda Nabani, se presentaba “en las zonas periurbanas y de alta marginación” y ahora en las zonas céntricas hay quién paga “millones de pesos por un departamento que tiene la misma problemática”.

La sobrexplotación del acuífero local, que provoca grietas, socavones y hundimientos en la ciudad, cubre el 70% de la demanda de agua y entre un 25 y 27% se bombea del Estado de México y de Michoacán con el Sistema Lerma-Cutzamala.

El Dr. Manuel Perló, especialista en estudios urbanos y regionales de la UNAM, estima que el gasto de energía anual para traer el agua del Cutzamala es el equivalente a lo que gasta toda la ciudad de Puebla.

Además del alto costo para bombear el agua, Nabani señala que “se la quitas a otras poblaciones y luego el 40% la pierdes en fugas de la red de distribución de la ciudad: es algo completamente psicótico”.

El tema del agua es un tema de todos y todas
Para Isla Urbana el agua debe ser el tema de la ciudad y su prioridad la recarga de su acuífero. Nabani Vera marca como ejemplo el proyecto del Parque Hídrico La Quebradora en Iztapalapa “que recibirá el agua pluvial de la zona de la Sierra de Santa Catarina”.

El parque infiltrante es un proyecto universitario que cuenta con Manuel Perló como uno de sus coordinadores y recibió el mes pasado la medalla de oro de los Global LafargeHolcim Awards, que premia diseños y construcciones sustentables más importantes en el mundo.

Además de exigir a las autoridades que informen el nivel del agua en la cuenca del valle, Isla Urbana demanda preservar los bosques pues “no podemos perder un metro cuadrado más de infiltración y biodiversidad”, y rehabilitar las plantas de tratamiento.

Fomentar la conciencia ambiental y el uso sostenible del agua es una tarea que desde Isla se aprecia necesaria “para que la gente entienda la dimensión del problema” y que atiende con su propuesta artística y de talleres Carpa Azul.

Isla es pionera en desarrollar sistemas de captación de lluvia con tecnología para potabilizarla y deja su gestión en los propios ciudadanos, lo que disminuye el estrés hídrico y con la participación, también atiende el estrés urbano que causa la obligada sequía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre