Forman cooperativa de trabajo sexual en España

Buscan regular el gremio y evitar el proxenetismo.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 26 de noviembre de 2013

En el corazón del Mediterráneo, concretamente en las Islas Baleares, un grupo de mujeres se organizaron en la primera cooperativa de trabajadoras sexuales de España con el objetivo de regular el gremio, crear un precedente en el país y evitar el proxenetismo.

La Sociedad Cooperativa de Servicios del Sexo de España (Sealeer) se ha formado debido a la situación de vulnerabilidad de las mujeres que realizan trabajo sexual en aquella zona del Mediterráneo, donde sólo en Baleares existen censadas 2 mil 200 “profesionales”, aunque el 90 % de trabajadoras de clubes no están dadas de alta.

María José López Armesto, presidenta de la cooperativa Sealeer, explicó en entrevista para Europa Press el vacío legal al que se enfrentan.

“Nuestro ordenamiento jurídico-penal no tipifica la libre prestación de servicios sexuales a cambio de un precio”, señaló López. “Hay un vacío legal que pone en riesgo a nuestro colectivo y que debe resolverse, ya que supondría una regulación que beneficiaría a todas las partes”, continuó.

La presidenta de Sealeer señaló que con la regulación del trabajo sexual en Alemania y Holanda se logró reducir la explotación de mujeres, mejorar las condiciones sanitarias y disminuir el contagio de enfermedades.

“Las profesionales de este ámbito somos las primeras que queremos cotizar a la Seguridad Social y tener una situación laboral reglada que nos proteja en casos de bajas o jubilaciones y que evite hechos tan deleznables como la explotación laboral o la trata de mujeres”, ha dicho María José.

La cooperativa “contribuirá a que se cumpla con la normativa de prevención de riesgos laborales y se eviten riesgos físicos o se vulneren nuestros derechos fundamentales”, además, “se permitirá que los trabajadores cooperativistas, siempre que sean mayores de edad y no tengan ninguna discapacidad, fijen las reglas y las normas de los servicios sexuales a prestar”, concluyó.

La experiencia mexicana

En nuestro país desde hace más de una década un grupo de activistas encabezadas por Elvira Madrid y Jaime Montejo, organizaron a través del colectivo Brigada Callejera, varias cooperativas de mujeres y hombres trabajadoras y trabajadores sexuales que han padecido abuso de autoridades y proxenetas en las zonas de La Merced y Tlalpan en el DF, así como en Michoacán y Veracruz.

La experiencia mexicana ha buscado también que las trabajadoras sexuales mejoren sus condiciones sanitarias y construyeron una clínica así como una marca de condón propia, denominada “El Encanto del Condón”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre