Electrificación en la Sierra Norte de Puebla estaría ligada a proyectos extractivos

0
94

Están completamente asociadas las hidroeléctricas con las zonas mineras: Leonardo Durán


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 18 de noviembre de 2016

La creación un subestación eléctrica planeada para instalarse en Cuetzalán, Puebla, ha generado que organizaciones y ciudadanos discutan las consecuencias que se podrían desencadenar de llevarse a cabo el proyecto. Aunque algunas comunidades padecen de la falta de energía eléctrica, la creación de la subestación podría traer mayores consecuencias negativas como lo sostiene el movimiento de Pueblos por la Defensa del Territorio y la Vida.

Esta subestación es tan sólo uno de varios proyectos que buscan instalarse en la región de la Sierra Norte de Puebla y que van desde las hidroeléctricas hasta la minería vía fracking. En un video informativo publicado esta semana, Leonardo Durán, de la cooperativa Tosepan, explicó que “todo parece indicar que es un nodo de interconexión para la energía de las hidroeléctricas y que se distribuya hacia la redes, pero sobre todo para la demanda que va a haber de los proyectos extractivos de la zona”.

La subestación en Cuetzalan promovida por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) está conexa a cuatro hidroeléctricas más en la zona: Ana, Boca, Conde y Diego. En total alcanzan un total de 20 kilómetros de extensión, según Leonardo Durán la subestación en Cuetzalan colectaría toda la energía eléctrica de estos cuatro centros.

De acuerdo con Durán, lo que justifica el proyecto es la demanda futura de la región en aspectos de turismo y minería. “Habla específicamente de la minería a partir de un programa ecológico del estado que le hizo la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), en donde ubica que estas zonas tienen el potencial minero”, señala.

Presiones
Aunque el presidente municipal de Cuetzalan, Oscar Paula Cruz, hace unos días manifestó que a la CFE se le requirió cancelar los trabajos, y él, es “el primero que estaría en contra de minas e hidroeléctricas”, también expresó que “yo estaré siempre en los intereses de la mayoría”.

Sin embargo, tres días después, algunas poblaciones de la zona han denunciado el condicionamiento de programas como Prospera, a cambio de firmar la aceptación de la subestación eléctrica en el municipio de Cuetzalan.

Organizaciones como el Movimiento Indígena, Obrero, Campesino, Urbano y Popular (Miocup) denunciaron que en el poblado de Xiloxóchitl Yancuitlalpan, en Cuetzalan, existen presiones para apoyar la subestación.

Por medio de la auxiliar de salud, María Concepción Marcito Ventura, a los beneficiarios de Prospera se les obligó a firmar una hoja en la que aceptaban con su firma la construcción de la subestación eléctrica. De no aceptar la firma, les informaron que se les asentarán faltas y con ello perderían los actuales apoyos que reciben por parte del programa federal.

Daños
Además de que alimentaría a los proyectos mineros, dicha electrificación también tendría otras consecuencias graves para el medio ambiente, denunciaron integrantes y productores de la cooperativa Tosepan.

“Las abejas se guían por las antenas a través de magnetita que es un mineral que tiene en su estómago y que es el material que les orienta. Todos los días salen a pecorear, es decir recolectar el néctar de las flores y con el que polinizan”, ha dicho María Luisa Albores.

“Cuando pasen bajo las líneas de alta tensión lo que van a hacer estos animalitos, entre ellos la abeja Pisil Nekmej es que se van a desorientar. Harán lo que tengan que hacer y después no podrán regresar”, añadió.

Por su parte, Ofelio Julián, representante del Comité del Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan (Cotic), narró que también se teme por las enfermedades para los niños que puedan derivarse de las líneas de alta tensión, pues de acuerdo a estudios que han consultado pueden acarrear problemas como leucemia y alzheimer.

Proyectos de muerte
En los llamados “Proyectos de muerte”, nominados así por los pueblos en defensa del territorio, se incluyen las hidroeléctricas y los extractivos como la minería a cielo abierto y la fractura hidráulica.

Aurelio Fernández, director del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (CUPREDER), expresó que no hay que olvidar que la Sierra Norte de Puebla “es zona que está luchando contra proyectos extractivos, y que justamente requieren de demasiada energía como es la extracción de hidrocarburos, como es la extracción de minerales, la mega minería”.

“Eso es un drama, los que deberían cuidarlo son los primeros que están provocando su destrucción, porque en los individual cada uno esta obteniendo beneficios económicos y políticos”, dijo Fernández, en referencia a los gobernantes.

La Coperacha

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre