FAT y UNT por ejercer mayor presión internacional contra reforma laboral

Llueven cartas de reclamo a los congresistas mexicanos de parte de sindicatos internacionales.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 25 de septiembre de 2012

A un día de que se vote la reforma laboral que envío el ejecutivo en con la etiqueta de iniciativa preferente y en medio de un plantón a las afueras de San Lázaro, los trabajadores organizados en la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y el Frente Auténtico del Trabajo (FAT) señalaron su total rechazo al proyecto de ley y se pronunciaron por ejercer mayor presión internacional contra dicha reforma.

En entrevista con La Coperacha, Benedicto Martínez Orozco, integrante de la coordinación nacional del FAT y vicepresidente de la UNT, calificó la iniciativa de Calderón como lesiva a los trabajadores pues abarata la mano de obra y desaparece cuestiones de los contratos colectivos.

Para el líder de los trabajadores del FAT y la UNT esta reforma ha sido una moneda de cambió para los sindicatos corporativos y sus diputados, quienes aparentemente se han mostrado en resistencia.

Sobre el papel de los legisladores que están por aprobar esta iniciativa, Benedicto Martínez señaló que han asumido la postura de quedar bien con el presidente electo, mientras que Felipe Calderón quiere allanarle el camino a su sucesor y despedirse con una reforma que será la fresa en el pastel de su gestión.

Para la UNT y el FAT, de aprobarse la reforma de Calderón habría que revertirla apelando a organismos internacionales como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otros de Derechos Humanos, pues la reforma debe sujetarse a los convenios internacionales firmados por nuestro país.

La iniciativa entregada por Calderón al Congreso el mismo día que presentó su último informe de Gobierno ha generado muchas protestas a nivel internacional como la carta del United Steelworkers, uno de los mayores sindicatos de Estados Unidos y Canadá, enviada a los diputados mexicanos.

En dicha misiva el representante sindical de los trabajadores norteamericanos Leo W. Gerard expresó su profunda preocupación por la reforma, pues señaló que de aprobarse significaría una reducción drástica de los derechos de los trabajadores.

La carta detalla el impacto negativo que generaría la aprobación de la reforma y hace un llamado para abrir un proceso de diálogo nacional en torno a la reforma laboral que incluya la voz de los sindicatos independientes.

También han llegado cartas al Congreso mexicano de parte de los sindicatos Petrol-Is de Turquía, MCA Federación de Industria de España, AFL CIO de Estados Unidos, Confederación Nacional de Metalúrgicos de Brasil, así como de la Asociación Internacional de Juristas Democráticos

En tanto en EU, 10 congresistas norteamericanos hicieron llegar una misiva a la vicepresidenta Hillary Clinton, donde piden su intervención para frenar la iniciativa mexicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre