Hasta 4 mil toneladas de residuos diarios se generan por fiestas decembrinas en la CDMX

Recomiendan evitar el uso de moños, bolsas y cajas para envolver regalos.


Foto: residuosprofesional.com

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 21 de diciembre de 2017

Durante las fiestas decembrinas, los volúmenes de residuos sólidos se duplican. Cada persona arroja varios kilos adicionales de alimentos navideños, envases de plástico, papel de aluminio y artículos para el hogar diariamente en estas fechas.

En la Ciudad de México, entre diciembre y enero del año nuevo, se incrementa la generación de residuos hasta 4 mil toneladas al día. En promedio cada capitalino aumenta de 1.5 a 4 kilogramos sus desechos diarios.

Un problema mundial
El incremento de residuos en estas fechas es un problema global. En la Columbia Británica, Canadá, datos del Consejo de Reciclaje señalan que aproximadamente se generan 545 mil toneladas de desechos a partir de envoltorios para regalos y bolsas de compras.

Se estima que si cada familia canadiense redujera sus desechos en un kilogramo durante las dos semanas de vacaciones, se eliminarían 34 mil toneladas de basura.

En la Ciudad de México y de acuerdo con datos de la Secretaría de Obras (Sobse), entre diciembre de 2016 y enero de 2017, la producción de residuos sólidos aumentó 30% en comparación con el resto del año.

Las delegaciones que generaron más residuos contaminantes en las fiestas decembrinas de 2016 fueron Iztapalapa, con 2.2 toneladas al día y Gustavo A. Madero, con 1.7 toneladas; por ser las delegaciones con más población en la ciudad.

El hiperconsumo promueve el aumento de residuos
Durante el fin de año la gente tiene más dinero en el bolsillo, lo que motiva a consumir más productos. Para disminuir este efecto negativo, especialistas y autoridades recomiendan evitar el uso de moños, bolsas y cajas para envolver regalos, productos de vida útil muy corta que terminan convirtiéndose pronto en desperdicios.

Además, en la Ciudad de México se incrementan los desechos electrónicos. Datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático detallan que 42% de quienes renuevan sus aparatos electrónicos los entrega al camión recolector de residuos, 34% los regala, 13% los almacena y 11% los vende.

El problema en la CDMX con este tipo de desechos es que deben tener un manejo especializado, primero se revisan qué partes son reutilizables para después destruir las que pueden causar daños al suelo y al agua.

Debemos celebrar las fiestas con un enfoque completamente nuevo
Pamela Tudge, de la Universidad de Concocrdia, Canada, recomiendan rediseñar las vacaciones para reducir el desperdicio, y de esta manera entender cómo estos materiales (residuos de alimentos, papel, plásticos, envolturas y cintas para moño) afectan el medio ambiente.

La mejor manera es hacer una auditoría de residuos donde se tomen en cuenta todos los productos generados en un evento específico, evaluar el volumen y los tipos de materiales que terminan en la basura, como plásticos, textiles y desechos peligrosos, incluidas las baterías y separarlos adecuadamente.

Otra propuesta es rediseñar los regalos, esto es poner atención a los materiales que se usan, algunos consejos son reutilizar papel o periódicos y decorarlo uno mismo o dar el obsequio en una bolsa de tela que pueda volver a usarse.
Si no es posible evitar usar envoltura de regalo nueva, se puede optar por papel y evitar el de aluminio, plástico y cintas, con la idea de facilitar el reciclaje.

Las costumbres navideñas han cambiado a lo largo de las décadas y varían de un hogar a otro. Sin embargo, en este momento de nuestra historia, reducir el desperdicio debe convertirse en una nueva tradición, señala Pamela.

Con información de theconversation.com y animalpolitico.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre