Matías Romero, Oaxaca, cruzado por la modernidad #radio

Escucha la sexta entrega de Resistir en el Istmo, mixes y afromexicanos afectados por el tren Ístmico

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 10 de octubre de 2019

Este es el sexto reportaje de la serie Resistir en el Istmo, aquí se muestran las voces de la “Ciudad del Ferrocarril”, Matías Romero, y de los poblados aledaños que han sido afectados por el progreso.

.   

6 – Matías Romero, Oaxaca, cruzado por la modernidad
El progreso le dio un tren que luego le quitó, ahora le ofrece un Corredor Interoceánico.

Esta parte del Istmo de Tehuantepec ha alojado los despachos y talleres del ferrocarril. El progreso y la modernidad hizo que se establecieran vías del tren Ístmico muy cercanas a las casas de la población.

José Luis Godínez Velázquez es un afromexicano que explica que antes el ferrocarril era de ayuda, ya que transportaban sus productos y ganado, dándoles facilidad de comercializar la mercancía de los propios pobladores en Matías Romero y pueblos aledaños, “el tren dejó de funcionar y ahora solo lo ocupan para transportar productos de las fábricas”, comenta.

En el municipio de San Juan Guichicovi, cercano a Matías Romero, se encuentra el ejido Mogoñé, un pueblo mixe que ha sido afectado por el derecho de vía del ferrocarril, las líneas de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad, ductos de Petróleos Mexicanos y la carretera transístmica, lo que ha provocado que los pobladores de la región se sientan invadidos por estos proyectos.

Además de estas afectaciones, se suma el proyecto del Corredor Transístmico que el gobierno ya dio por aprobado a través de una consulta. Las expectativas de los pobladores de San Juan Guichicovi, Palomares y Matías Romero no son favorables, comentan que este proyecto no va a traer desarrollo, ni empleo y no va a beneficiar al Istmo.   

Conoce más en istmoresiste.org.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre