Muy contaminante para el ambiente

0
13

La industria gasífera de E.U.A. reconoce que el 80% de los pozos son inviables económicamente.


Redacción La Coperacha

Ciudad de México // 23 de diciembre de 2013

Sobre advertencia no hay engaño y Gabriel Palacios, el guía incluido de la Vereda Sustentable, habla sobre las amenazas que se acercan como resultado de la Reforma Energética aprobada por diputados y senadores, que no sólo afecta la democracia mexicana, sino también repercutirá en el ambiente.

Esta Reforma da permiso a empresas extranjeras para la búsqueda de yacimientos y obtención de los recursos energéticos de nuestro país, además de autorizarles el uso del Fracking o fractura hidráulica, una de las técnicas más peligrosas, agresivas y contaminantes para extraer combustibles no convencionales como el gas shale o gas de esquisto.

Después de perforar, este método utiliza una mezcla de agua, arena y diversas sustancias químicas que son inyectadas a profundidades de mil a mil quinientos metros, para fracturar la roca de esquisto y extraer el gas shale que ahí se encuentra atrapado.

La actividad es altamente contaminante, así lo menciona la Alianza Mexicana Contra el Fracking, que tiene conocimiento de miles de casos de contaminación de pozos de agua cercanos a la zona de perforación, lo que demuestran la inviabilidad de estos métodos extractivos.

Para mantener funcionando un solo pozo se requieren de 9 a 29 millones de litros, lo que repercutirá en la disponibilidad de agua para consumo humano y la viabilidad de los hábitats cercanos.

Por eso “es importante exigir a las autoridades mexicanas la creación de propuestas en seguridad energética, que permitan dar mayor prioridad a las energías alternas y limpias”, señala el guía incluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre