Nace el Túmin internacional y digital

0
311

Cambios significan un posicionamiento político e ideológico: Juan Castro Soto.


Fotos: Jack Krakaur

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 07 de noviembre de 2017

A siete años de que nació la moneda social del Túmin, cumplidos el 06 de noviembre, en una reunión nacional de tumistas se acordó el surgimiento de sus versiones digital e internacional.

Reunidos en la Casa del Túmin en Tepoztlán, Morelos, con presencia de coordinadores y enlaces regionales, los usuarios de la moneda aprobaron crear un Consejo General, con representantes de todas las regiones, que fungirá como apoyo y aval de las acciones emprendidas por las diferentes versiones locales de dicha moneda.

Actualmente la moneda social ha creado coordinadores regionales con la capacidad de imprimir y distribuir sus propios túmines apegados a los principios de la economía solidaria con los que nació en el poblado de El Espinal, Veracruz.

El Túmin Digital se usará a partir del portal de internet de las monedas sociales community-exchange. De acuerdo a los tumistas “será un lugar donde la gente que quiera participar lo pueda hacer de manera libre, optativa y sin afectar a nadie”. En el tema digital incluso se planteó explorar la posibilidad de crear una app del Túmin para teléfonos celulares.

A partir de este encuentro también se aprobó la creación del Túmin Internacional, que ya podría existir en países como Bolivia, Italia, Inglaterra y Estados Unidos, explicaron. Dicha versión propone una paridad entre los valores de las monedas internacionales, ya sean oficiales o de la economía solidaria. De esta forma un Túmin valdría lo mismo que un Euro, Dólar, Tláloc o Mixiuhca.

Lo anterior fue calificado por Juan Castro Soto, uno de los impulsores de la moneda, como un “posicionamiento ideológico y político”, pues “se acepta Túmin con un valor ajeno al mercado”.

A la manera de la moneda social Ithaca Hours de Nueva York, se aprobó que “un Túmin va a equivaler un minuto de trabajo, como una referencia de un nuevo modo más equitativo de valorar las cosas, al modo de una economía de equivalencias”, explicó Juan Castro.

El hecho de que un Túmin equivalga un minuto de trabajo “es muy provocador”, pues plantea que tanto el trabajo manual como el intelectual valen lo mismo. Con esta propuesta tumista una jornada laboral de ocho horas debería generar un ingreso de 480 túmines, añadió.

Al cumplirse siete años de su nacimiento la moneda social “tiene una fuerza propia, va creciendo y es muy atractivo para la gente”, calificó el impulsor de la moneda social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre