Proyecto Integral Morelos amenaza comunidades indígenas

Gasoducto que rodearía al Popocatepetl fue calificado de inviable por Cenapred


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 8 diciembre de 2014

Durante la jornada del Autogestival realizado recientemente, comuneros procedentes de Huexca, Morelos, mencionaron en la mesa de ecología y medio ambiente, la amenaza que representa para su comunidad la instalación del Plan Integral Morelos (PIM).

Este proyecto consiste en la instalación de dos centrales termoeléctricas en la comunidad de Huexca, una de ellas prácticamente terminada, un gasoducto de 160 kilómetros que atraviesa los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos. Con el fin de llevar a cabo la construcción del PIM, los gobiernos locales han recurrido a la criminalización de luchadores sociales y al uso de la fuerza contra comunidades indígenas.

Los vecinos de Huexca mencionaron además que una de las termoeléctricas estará situada a 100 metros del jardín de niños de su localidad, lo que representa un riesgo para las familias usuarias de este centro escolar. Desde hace tres años estas comunidades indígenas se oponen al PIM enfrentando múltiples violaciones a derechos humanos y a sus garantías individuales.

Ya desde el 11 de abril de 2013, y ante estas graves faltas la diputada del PRD, Claudia Bojórquez, emitió en la Cámara de Diputados, un punto de acuerdo en el cual se exhortó al titular del Ejecutivo Federal para que se hiciera del conocimiento público los impactos sociales, económicos y medioambientales que implica el Proyecto Integral Morelos.

Ni la CFE, ni las empresas extranjeras que operan el proyecto, comunicaron a la población en general los detalles del proyecto, como son los riesgos que la construcción de esta obra implica, así como de los peligros asociados a la operación de una instalación estratégica que transportará 9 mil 61 millones de litros de gas metano diariamente a menos de 2 metros de profundidad.

En la Gaceta Parlamentaria, Número 3746-VII, del jueves 11 de abril de 2013 se menciona que las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA), correspondientes al gasoducto con clave 21PU2011G0009, y a la construcción de las dos centrales termoeléctricas y acueducto de 10 kilómetros de clave 17MO2011E0001, presentan contradicciones, omisiones y faltas administrativas lo que deslegitima un trabajo objetivo y serio por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para evaluar los impactos del proyecto.

Otro aspecto que las autoridades han dejado de lado es la respuesta que el Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred) dio ante la consulta que la propia Semarnat hizo para elaborar la MIA correspondiente al gasoducto, donde destaca la inviabilidad del proyecto debido a que éste se encuentra dentro de la zona de riesgo volcánico del Popocatepetl, lugar de significativo riesgo eruptivo.

Y las manifestaciones contra el Proyecto Integral Morelos continúan, recientemente ejidatarios y vecinos de 26 localidades del oriente de Morelos, entre ellos Chinameca, Anenecuilco, Zacapalco, San Rafael, San Vicente de Juárez y Apatlaco, temporalmente frenaron la construcción del acueducto que abastecerá a la termoeléctrica que la CFE construye en Huexca.

En una entrevista realizada por La Jornada a Jorge Zapata, nieto del revolucionario Emiliano Zapata, advirtió que la resistencia al acueducto se debe a que el gobierno pretende darles sólo 50 litros de agua por segundo de los 630 del río Cuautla, lo que acabaría con la agricultura en la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre