Restaurante Utopía: alimentar no solo el cuerpo sino también el alma

En este espacio, que es más social que económico, las borracheras son suministradas por otra cooperativa, la Cerveza Cananea.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 07 de noviembre de 2014

Entre tacos, enchiladas, pozole y chiles en nogada surge una utopía cooperativa, un espacio en pleno origen de la mexicanidad, al pie del Zócalo, creado para hacer comilonas colectivas y tocadas.

El Restaurante Utopía, ubicado en el quinto piso de la calle Monte de Piedad núm. 11, es muchas cosas al mismo tiempo, dice Ana Laura Martín Hernández, responsable del proyecto; es una cooperativa, un colectivo (Vía Comunitaria), un foro y un espacio cultural, define.

Dos muros gobiernan visualmente el interior del restaurante, en ellos está plasmada la historia de los movimientos sociales de México. En uno manda un collage de carteles de diferentes luchas sociales, y en el otro, un mural del Palacio Nacional resguardado por Morelos, Zapata, Villa, Ricardo Flores Magón, Genaro Vázquez, Lucio Cabañas, Frida Kahlo, una adelita y hasta los internacionales Bolívar, Allende, Sandino y el Ché.

Somos nuevos
De acuerdo a la historia narrada por Cuauhtémoc, compañero del colectivo, esta Utopía comenzó con unas 20 personas en 2012, gente que ha participado en movimientos sociales en la Ciudad de México, principalmente en Iztapalapa.

“El Restaurante Utopía es un proyecto económico colectivo, para generar recursos para invertir en iniciativas sociales y comunitarios”, prosigue.

“Quisimos ser el punto de encuentro para una utopía”, dice Cuauhtémoc. “En 2013 nos la pasamos juntando el recurso necesario para el proyecto y en julio abrió, somos nuevos”, relata.

A recordar lo mexicano
No es casual que el Restaurante Utopía se encuentre en el corazón de México.

“El Zócalo es un lugar emblemático, además de lo histórico, es un referente de comida rica y de espacios culturales, por eso el lema que usamos en Utopía es alimentar no solo el cuerpo sino también el alma“, narra Ana.

Desde este restaurante también se puede hacer mucho por rescatar la identidad nacional, con esa idea los utópicos se trajeron los muebles de Cuanajo, Michoacán, donde habían sido tallados de uno a uno, por eso también, la vajilla fue traída desde en un tallercito artesanal de Tonalá, Jalisco.

Y las tocadas de rock
Tocadas, presentaciones de libros, foros, y exposiciones fotográficas han desfilado por este espacio.

El colectivo de fotógrafos Fotoclick ya hizo una exposición en Utopía. Músicos como Carlos Arellano, Gerardo Enciso, Antonio de Marco, Barricada Sur, también han echado palomazos.

Más allá del pozolazo, “teníamos la intención de construir un espacio cultural y foro para grupos artísticos”, sostuvo el compa Cuauhtémoc.

La cooperación
La frontera entre lo formal y lo real es muy delgada, así el Restaurante Utopía roza los límites de ser una cooperativa y un colectivo. “No estamos constituidos como cooperativa, pero funcionamos como tal”, afirma Cuauhtémoc.

Ana Laura explica que entre los integrantes del colectivo, cinco se dedican de lleno a atender el restaurante, las responsabilidades se rolan y ahora a ella le tocó administrar.

El trabajo cooperativo les valió para ser invitados por la UAM a participar en el Encuentro Regional la Economía de l@s Trabajadores.

Además, en este espacio que es más social que económico las borracheras son suministradas por otra cooperativa, la Cerveza Cananea.

Foto colectivo Vía Comunitaria

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre