San Juan Atzingo busca ser el primer municipio indígena del Edomex

0
557

Llevaría a sus asambleas comunitarias la elección de representantes municipales.

El pueblo tlahuica o “pjiekak´joo” de San Juan Atzingo, integrado por 16 comunidades, un territorio comunal de 18 mil hectáreas y que forma parte del municipio de Ocuilan y del Gran Bosque de Agua, ha iniciado el camino para convertirse en el primer municipio indígena en el Estado de México.

Si bien no existe la figura de municipio indígena en la Constitución local, Atzingo buscaría en los hechos obtener una administración municipal donde cada una de sus localidades esté representada, sustentada en usos y costumbres. Además, como parte de una estrategia política y jurídica, buscarían el respaldo de la gobernadora, Delfina Gómez, para que el Congreso local integre dicha figura legal.

El pasado 12 de octubre, fecha resignificada por los pueblos originarios como Día de la Resistencia Indígena, autoridades civiles y comunitarias de las delegaciones o localidades que conforman a San Juan Atzingo entregaron una solicitud formal la presidenta de la LXI Legislatura, la morenista Azucena Cisneros Coss, para “la creación del municipio de Atzingo”.

Entre el ecocidio y el abandono
Entrevistado por La Coperacha, Eduardo González, reconocido como presidente del ayuntamiento tlahuica, señala varias motivaciones de su pueblo originario para crear un nuevo municipio y erigirse a la manera del gobierno indígena.

La primera es el mandato de la asamblea. El 31 de enero de 2022 una asamblea general donde estuvieron representados todas las delegaciones o localidades tlahuicas ordenaron a sus autoridades solicitar la creación del municipio indígena.

La segunda motivación es la pérdida de la lengua y cultura. De acuerdo al Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) la lengua tlahuica se encuentra en alto riesgo de extinción. “Se van perdiendo costumbres, lengua y tradiciones, tenemos la responsabilidad de hacer lo que tengamos que hacer”, dice el representante tlahuica.

La tercera motivación es el abandono. En los últimos años “Ocuilan ha perdido interés por apoyar a las comunidades”. Señala que este año no se ha apoyado a ninguna comunidad tlahuica, “faltan obras, servicios públicos, ya no queremos seguir así, queremos mejorar, salir adelante por el bien de nuestros niños y futuras generaciones”.

La cuarta y más dramática situación, así descrita por el representante tlahuica, es “la devastación, ecocidio de los últimos 20 años en nuestros bosques comunales y de las Lagunas de Zempoala”, donde el pueblo tlahuica reforesta y apaga incendios.

González señala que a pesar de haber denunciado ante los gobiernos municipal, estatal y federal lo que ocurre con sus bosques, donde talamontes derriban alrededor de 300 árboles diarios, no ha pasado nada.

Sostiene que incluso han denunciado dos veces en “la mañanera” del presidente López Obrador la manera en como se han instalado aserraderos en algunos domicilios y a diario las camionetas trasladan trozos de troncos a plena luz del día, sin que cambie nada. “Por eso decidimos querer ser municipio para que con esos medios podamos enfrentar la situación y creemos que sí podemos enfrentarla”.

Pasos para crear el municipio de Atzingo
Una vez entregada la solicitud formal a la presidenta de la LXI Legislatura, esta deberá turnarla a la Comisión de Límites Territoriales que preside la diputada morenista Elba Aldana Duarte para que revise que se cuenta con todos los requisitos formales y se inicie el proceso de creación de nuevo municipio.

Entre los requisitos que marca la ley para crear nuevos municipios en Edomex están: tener un censo de 60 mil habitantes o menor a esa cantidad cuando los centros de población compartan un pasado histórico y cultural común, disponer recursos para cubrir las erogaciones de la administración pública, que la cabecera municipal cuente con los inmuebles para brindar los servicios públicos y que las localidades estén debidamente comunicadas.

Todos esos requisitos son cumplidos por San Juan Atzingo, afirma Eduardo González. Lo que prosigue es que la Comisión de Límites Territoriales convoque a una audiencia con las partes involucradas, los solicitantes, las autoridades del municipio afectado, en este caso Ocuilan y con las autoridades de los municipios colindantes. Ahí se escucharán a las partes, se analizarán los documentos y en un plazo de 30 días hábiles posterior a la audiencia se notificará la resolución a las partes.

La Ley de Derechos y Cultura Indígena del Estado de México sí reconoce la libre determinación, la autonomía de los pueblos y comunidades y sus sistemas normativos propios, aunque no mencione al municipio indígena como tal. Apelando a ello, Eduardo señala que “seríamos un municipio indígena, porque estaría sustentado en el territorio indígena de nuestro pueblo y estaría encabezado por la gestión por las localidades”.

Señala que en la formalidad se usaría la estructura de gobierno marcada en las leyes actuales pero se impulsarían el gobierno a través de usos y costumbres, es decir, a través de representantes de cada comunidad elegidos en asambleas.

De convertirse en el primer municipio indígena del Estado de México, Atzingo tendría una población de 14 mil habitantes y el 60% del territorio de lo que actualmente conforma Ocuilan, con quienes sostienen, apunta Eduardo, una relación de respeto y reconocimiento de sus derechos indígenas.

Notas relacionadas:

San Juan Atzingo, vivir del bosque y para el bosque #Reportaje

El Gran Bosque de Agua, el que abastece la vida #Reportaje

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre