Sigue viva la tradición de muertos en cooperativa Pascual

0
231

Una ofrenda en la calle Clavijero fue la invitación para recordar a los que se nos adelantaron.

Sobre la calle Clavijero, en frente de donde fuera una de las plantas de producción de la cooperativa Pascual, se colocó una ofrenda para recordar el Día de Muertos y el Xantolo (fiesta de todos los santos) del pueblo teenek y nahua, de la región huasteca.

Al interior del edificio, ocurriría la premiación del 32o concurso Pelona de mis Amores, un concurso que fue una fiesta aparte, donde los socios y trabajadores de la cooperativa mantuvieron más viva la tradición y el amor a su trabajo en versos y en gráfica.

Bajo el rayo de sol, se compartieron las botellas de agua Pascual entre la cincuentena de asistentes compuesta por trabajadores de la cooperativa y vecinos de la colonia Tránsito en la CDMX, con quienes cada año se realiza una ceremonia para recordar a los que se nos adelantaron.

La ofrenda lucía viva. Cuerdas de cempasúchils y hojas de palmilla eran el marco. Mandarinas, naranjas, cañas, mazapanes, palanquetas, dulce de calabaza, eran la sustancia. Había algunos panes de pueblo, piñas, manzanas y plátanos voladores, pendiendo apenas de hilos cáñamo.

Sobre un escuadrón de velas reinaba un cuadro del arcángel Miguel y otro del ánima sola, condenada a vagar para saldar su deuda y poder descansar. A los costados, dos columnas con los nombres de los socios que partieron un poco antes, cerraban el marco. En el centro, las Lulús y los Boings estaban dispuestos para refrescar a quienes van a llegar del Mictlán en estos días.

La bienvenida y agradecimiento a los vecinos que asistieron, así como a representantes de otras organizaciones y socios de Pascual la dio Patricia Izarrarás, presidenta de la cooperativa. Señaló la importancia de preservar la identidad, no perder las tradiciones y colocar ofrendas en casa.

Al interior del edificio varias cosas sucedieron. Todas organizadas por la Fundación Cultural Pascual. Diversas cooperativas hicieron un mercadito social para los vecinos y trabajadores. Los pulques Nicho y las tlayudas Wendau se estaban acabando.

Pero el platillo principal vendría después, con la premiación del 32o concurso Pelona de mis Amores, y con el momento de sacar a pasear al artista que cacda trabajador y socio lleva dentro.

Un jurado formado por especialistas (Clelia Ríos, Lucy Hernández, Joel Islas y Octavio Jiménez) revisó 102 trabajos inscritos este año. Resultaron ganadores José de Jesús Bello Castellanos en la categoría de Calavera en Verso; Hazael Fernando Díaz Duarte en Caricatura; y Elías Joel Méndez Pérez en Artes Plásticas.

Música de la huasteca, una comparsa en baile, una exposición fotográfica del día de muertos del fotógrafo Eduardo Meade con ingeniosa presentación de Juan Carlos Soni Bulos, un taller de grabado del maestro Manuel Barrientos y una adaptación de Pedro Páramo, también mantuvieron viva la tradición del festejo de muertos en Pascual.

Notas relacionadas:

Cooperativa Pascual se solidariza con Acapulco

Por primera vez, una mujer preside la cooperativa Pascual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre