Desastre social y represión, ante el triunfo de Milei: Andrés Ruggeri

0
228
Las personas identificadas con la ultraderecha se sienten “habilitadas” para hacer amenazas, luego del triunfo electoral de Javier Milei. // Foto: Cooperativa Chilavert

Fábricas recuperadas y cooperativas de trabajo, obligadas a reorganizarse.

Luego del triunfo electoral de Javier Milei, quien asumirá la Presidencia el 10 de diciembre, Argentina vive un clima social “complicado y enrarecido”. El investigador de la Universidad de Buenos Aires, Andrés Ruggeri, describe que algunos grupos fascistas se han envalentonando con amenazas y pintas en lugares emblemáticos de derechos humanos o en placas de desaparecidos durante la dictadura.

En ese contexto, la cooperativa recuperada Chilavert amaneció con la puerta pintarrajeada con la frase: “Milei 2023, fuera zurdos panquekes”. Esto hizo pensar a los integrantes de la emblemática fábrica que los responsables fueron gente del barrio, “fachos silvestres, que no forman parte de ninguna organización paramilitar o de ultra derecha” habilitados por el clima político general. Además de Chilavert, otra imprenta ha recibido este tipo de amenazas.

Ante ese panorama, “golpe de realidad” le llama Ruggeri, las fábricas recuperadas y las cooperativas se han visto obligadas a organizarse, a unificarse junto con otras cooperativas de trabajadores de diverso origen, para evaluar las estrategias de resistencia, describe el investigador. En ese contexto ya se organiza una primera reunión amplia para el 16 de diciembre.

Razones del arribo ultraderechista
Para Ruggeri, el triunfo de la ultra derecha se debió a transformaciones estructurales desde el capitalismo que afectaron al mundo del trabajo, destruyendo la organización y lo colectivo, privó lo individual a través de trabajos efímeros vía aplicaciones de reparto, donde empezó a sonar razonable el ideario neoliberal del mercado, la libre competencia y el esfuerzo, y que hizo ver al Estado como opresor, con la única tarea de manejar impuestos. En ese sector, que es cada vez mayor, de jóvenes precarizados, hizo base el discurso de Milei, explica.

Además, prosigue Ruggeri, gran parte de esa población trabajadora y precarizada canalizó la rebeldía a través de discursos de odio, pero a su vez el gobierno de Alberto Fernández no pudo dar respuesta a problemas reales de la economía, inflación, hubo desarticulación de organizaciones, y hubo un fenómeno psicológico provocado por la pandemia, semejante a la locura, que ha provocado que se escuche a un personaje como Milei y se le vote como presidente, plantea el antropólogo social.

La fábrica recuperada Chilavert presenta grafitis de hostigamiento y amenazas // Foto: Cooperativa Chilavert

Desastroso escenario
“Se puede esperar un desastre social y económico pocas veces visto”, expresa Ruggeri. Si se concreta el planteamiento económico de Milei como la dolarización, la eliminación del Banco Central, la desregularización general, la eliminación del Ministerio de Educación, la privatización de la salud y de las empresas públicas, “el resultado no puede ser bueno, va a ser una una crisis social enorme, que va a afectar obviamente a los propios votantes de Milei”.

Además se vislumbra una Presidencia con dos características, señala Ruggeri: “Un neoliberalismo extremo, con un programa de desestructuración total del Estado pero combinado con el fascismo, con lo que queda del aparato represivo de la dictadura militar y eso es peligrosísimo”.

En cuanto al sector de las cooperativas y las fábricas recuperadas, Ruggeri afirma que será un gobierno súper agresivo con ellas. “Va a ser muy difícil recuperar una fábrica”. Hay algunas empresas recuperadas que tienen posibilidad de hacer frente a la crisis, pero hay otras que son bastante precarias y dependen mucho de la ayuda estatal, que seguramente van a desaparecer ante los recortes que se anuncian, describe.

Ante los escenarios de organización y resistencia, señala Ruggeri, surge la figura de la vicepresidenta electa: Victoria Villarruel, sobrina y nieta de militares, quien ha reivindicado la dictadura militar y al terrorismo de Estado, ha anunciado que sacará de la cárcel a militares presos por violaciones a derechos humanos para darles tranquilidad en sus acciones. “Sabemos que las protestas van a ser reprimidas, sabemos que van a haber escenarios posiblemente de matanza, secuestro y tortura”.

Notas relacionadas

Empresas recuperadas argentinas crean su moneda

Tarifazos ahogan fábricas recuperadas emblemáticas en Argentina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre