Ejidos mayas en Quintana Roo se unen para defender su territorio

0
198
Asamblea del ejido Dziuché. Foto: ProDESC

Ven en proyecto turístico Maya Ka´an un intento más de despojo.

Ejidos mayas de Quintana Roo denunciaron que el proyecto turístico Maya Ka´an es excluyente y discriminatorio por invisibilizar a las comunidades y ejidos, además de promover la pobreza económica como atracción turística de consumo.

Los ejidos de Bulukax, Dziuché, Kantemoc, La Presumida y Santa Gertrudis, ubicados en el municipio de José María Morelos, demandaron ser incluidos en los procesos de definiciones y decisiones en torno al proyecto turístico. El pasado 27 de julio la gobernadora del estado, Mara Lezama, anunció la Declaratoria de Maya Ka´an como Zona Rural Comunitaria con Potencial Turístico que permitirá “saldar la deuda histórica que se tiene con las comunidades rurales”.

Andrés Shot, presidente del Comité Consultivo de Dziuché, indicó que el único beneficio es para la gobernadora del estado y para los dueños de los Amigos Sian Ka´an, pero no para las comunidades mayas. “Ellos van a vender cómo comes, cómo vives, cómo cocinas, pero no pueden entrar a un territorio si no hay una previa autorización”.

Añadió que los ejidos no se oponen al desarrollo, “nos negamos a la imposición que hace el gobierno del estado, queremos que nos tomen en cuenta como dueños de esas tierras”. Asimismo, exigió respeto a la autonomía de las comunidades mayas y a su territorio.

Los ejidos han señalado que aún cuando Maya Ka´an resalta en su discurso la sólida base comunitaria, ningún funcionario se acercó a discutir las pertinencia y alcances del proyecto aún cuando las leyes agrarias y de protección a las comunidades indígenas obligan a las autoridades a consultar y obtener la previa autorización para utilizar el patrimonio e identidad de las comunidades.

Detrás de Maya Ka´an
Andrés Shot afirmó que los intereses van mucho más allá de los colores de partido. El gobierno actual es de Morena y está haciendo lo mismo que el exgobernador priísta Félix González Canto, quien promovió la primera creación del sistema lagunar. Ellos miran lo económico nada más. Los intereses económicos están más a flor de tierra y no así los intereses en salvaguardar la cultura, las tradiciones y las costumbres.

Indicó que a los grandes adinerados y los dueños de Sian Ka´an, que son los mismos de Xcaret, no les importa pisotear los intereses de los indígenas, lo que quieren es apoderarse de ese tesoro que tenemos hoy en día y manejar el turismo.

El Decreto de creación de Maya Ka’an y su Programa de Desarrollo identificó la falta de servicios, obras e infraestructura pública a las comunidades sólo en función de su utilidad para la industria turística, pero no necesariamente para satisfacer las necesidades de la población local.

Las comunidades no serían dueñas de Maya Ka’an, a pesar de ser propietarias de tierras y recursos comprendidos en el proyecto. Los beneficios del Decreto se traducirían en acceso a trabajos poco remunerados, sin mecanismos para crear proyectos productivos propiedad de los ejidos. Además, establece un papel secundario para las comunidades, quienes sólo podrán firmar convenios para “colaborar” con el Organismo Gestor.

“Desde fines de 2022 y durante este año, las asambleas han determinado que no darán entrada a ningún proyecto que nos despoje de nuestra tierra, laguna o nuestros derechos, y que nos excluya de la gestión y beneficios por la explotación de nuestros recursos”, señaló Venancio Aban Mejía, integrante del Comisariado del Ejido La Presumida.

Trabas institucionales para los ejidos
Andrés Shot señaló que hay un recurso legal que no ha caminado y que es el registro de su Asamblea de Formalidades Especiales donde el Registro Agrario Nacional en contubernio con el Procuraduría Agraria están involucrándose junto con el gobierno del estado para no aceptarnos como ejido.

El reconocimiento de esta acta de asamblea les permitiría a los ejidos ampararse ante el Decreto promulgado hace un mes. Las comunidades mayas serán acompañados por la organización Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC).

Al no tener registro de esa asamblea especial a nosotros no nos queda más que exigir respeto a nuestra autonomía, finalizó Andrés Shot.

Notas relacionadas:                    

Tren Maya ha deforestado 6 mil 659 hectáreas de selva: CartoCrítica

Resistencia maya en Sitilpech, Yucatán contra granja porcícola

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre