No se trata de sustituir glifosato por otro químico: Red de control agroecológico de plagas

Foto: Meteored.com

Secretaría de Agricultura dice que uso del herbicida seguirá mientras no se encuentre sustituto.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 06 de noviembre de 2020

La Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México (Rapam) dijo que no se trata de sustituir un químico por otro, sino de ver cómo se manejan los cultivos agrícolas y cómo transformar los monocultivos para respetar la biodiversidad. Lo anterior ante la declaración de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), de que el glifosato seguirá en uso mientras no se encuentre un sustituto durante los siguientes cuatro años.

El coordinador de acción de la red, Fernando Bejarano, afirmó que ésta es “una forma estrecha de ver las cosas” y “no es la adecuada” ya que se requiere el enfoque de la agroecología, ciencia aplicada con la experiencia de agricultores que “han transitado o están transitando hacía formas diferentes de producir”.

Añadió que hasta el momento no se sabe en qué territorios y cuánto se usa de glifosato y otros plaguicidas de alta peligrosidad: “es una información que sólo conocen las empresas” y aseguró que debe de ser transparentada y de acceso público debido a los efectos en la salud y al ambiente.

La Rapam ha enfatizado que la discusión no puede ser solo agronómica y que debe de acompañarse con la perspectiva de transformar el sistema alimentario en la búsqueda de alternativas con la participación de comunidades, trabajadores agrícolas, entre otros.

En cuanto a la afirmación de Víctor Villalobos, titular de la Sader, de que el glifosato se ha empleado por más de 40 años en el país y es el producto “menos dañino” de los agroquímicos, Bejarano afirmó que solo está repitiendo lo que dice la industria química y el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega.

De acuerdo a la red, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) ha compilado evidencia científica sobre este herbicida, pero “tiene que haber un proceso transparente con la participación de científicos que no estén pagados por la industria” para tener una evaluación objetiva.

Por otra parte, la postura de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de invocar el principio precautorio para negar las importaciones de glifosato “nos parece que es correcto” ya que tiene como objetivo la eliminación del herbicida de manera “seria, gradual y transparente”.

Al comparecer la titular de la Semarnat, María Luisa Albores, ante la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, subrayó que esta secretaría ha frenado las importaciones del herbicida e insistió que la Sader debe de hacer lo propio porque sigue sin prohibir de manera explícita el uso de glifosato en la siembra de maíz y ampliar los estudios del herbicida y su viabilidad.

Notas relacionadas:

La 4T reproduce prácticas neoliberales con evidentes retrocesos ambientales: Víctor Toledo

Piden a AMLO retirar “Decreto Scherer-Villalobos” por no prohibir glifosato ni transgénico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre