También la ONU… descalifica la Consulta Indígena sobre el Tren Maya

Foto: Martín Zetina // Intervención La Coperacha

No ha cumplido con los estándares internacionales: ONU-DH

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 20 de diciembre de 2019

La Consulta Indígena sobre el Tren Maya “no ha cumplido con todos los estándares internacionales en la materia”, afirmó la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).

Recordó que los estándares internacionales de derechos humanos establecen que la consulta y el consentimiento de los pueblos y comunidades indígenas debe ser previo, libre, informado y culturalmente adecuado.

A través de un comunicado la ONU-DH agradeció la invitación de autoridades mexicanas para participar como observadores. La organización internacional estuvo presente en ocho de las 15 asambleas regionales consultivas en en Palenque, Chiapas; Tenabo, Campeche; Dzitás y Tunkás, Yucatán; Xpujil, Tenosique, Tabasco; Reforma y Xul-há, Quintana Roo; los días 14 y 15 de diciembre.

Ahí pudo constatar que el carácter previo de la consulta y el consentimiento se ponen en duda, ya que su Convocatoria y Protocolo señalan como objetivo establecer acuerdos con las comunidades sobre su participación en la implementación y distribución de beneficios, “lo cual podría dar a entender que el proyecto se hará independientemente del resultado de la consulta”.

Además observó que el Protocolo y la información presentada en la consulta sólo hacían referencia a los beneficios del proyecto y no a los impactos negativos. Relató que en diversas ocasiones participantes de la consulta no obtuvieron respuestas claras ni completas sobre dichos impactos.

“La ausencia de estudios sobre los impactos o la falta de difusión de los mismos, dificulta que las personas puedan definir su posición frente al proyecto de manera plenamente informada”, planteó la ONU-DH.

La organización internacional refirió que “las personas de las comunidades expresaban su conformidad con el proyecto como un medio para recibir atención a necesidades básicas como agua, salud, educación, trabajo, vivienda, medio ambiente sano y cultura, lógica que afecta el carácter libre de la consulta”.

En cuanto a la adecuación cultural, “es motivo de preocupación que la metodología del mismo no haya sido construida y acordada con las comunidades involucradas”. La definición de a quién consultar, dónde hacerlo y en qué momento fue establecido unilateralmente por las autoridades.

Hubo reclamos sobre los tiempos de consulta demasiado cortos, traducciones (cuando las había) inadecuadas, muchas personas no pudieron desplazarse por falta de recursos, y la mayoría de los participantes eran solamente autoridades ejidales y municipales, resaltó la ONU-DH.

“Preocupa de manera particular a la Oficina la baja participación y representación de las mujeres indígenas en el proceso”, destacó. Sobre ello recomendó reforzar las acciones para que las mujeres estén legítimamente representadas.

La ONU-DH apuntó que a pesar de que se expresó la necesidad de establecer comités de seguimiento, “no hubo claridad sobre los acuerdos alcanzados, quiénes participarían en los mencionados comités, ni cómo operarían”.

Notas relacionadas:

Consultas de AMLO no garantizan derechos de pueblos indígenas: relatora de la ONU

Consulta Maya evidencia que pueblos originarios no son sujetos de derecho

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre