Organizaciones sociales hacen frente contra privatización de la salud

0
135

Con la reforma, tratamientos para diabetes, hipertensión, VIH y cáncer, deberán ser pagados por trabajadores y derechohabientes: Frente Nacional por el Derecho a la Salud.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 17 de noviembre de 2015

Integrantes del Frente Nacional por el Derecho a la Salud, donde participan diversos colectivos de trabajadores y jubilados de instituciones de Seguridad Social y la cooperativa de salud Panamédica, impartieron un seminario para formar activistas por el Derecho a la Salud.

En el seminario, cuya sede fue la Universidad Obrera de México, se plantearon diversos temas como la elaboración del concepto de salud, el análisis de las reformas neoliberales en materia de seguridad social y salud, los marcos jurídicos y experiencias de organización.

Aporte del sector solidario
En ese marco se plantearon las alternativas de organización y promoción de la salud que implementan la cooperativa y mutual de Panamédica, pero también la incorporación del sector de la economía social y solidaria en la defensa de este derecho.

Panamédica aportó a la discusión “el ingrediente de la gestión solidaria de los proyectos de salud y la propiedad colectiva como entidad y figura jurídica”, señaló el psicólogo e integrante de la cooperativa, Gerardo Rubio, quien agregó que desde ahí “también se puede defender y construir una salud pública y una seguridad social para todas y todos”.

Privatización igual a muerte
Una de las participantes del seminario, Eugenia Oliva, trabajadora jubilada del IMSS, denunció que la reforma al sector salud que intenta imponer Enrique Peña Nieto, es un intento de privatización del Derecho a la Salud.

Entrevistada por La Coperacha, la trabajadora jubilada del sector salud, añadió que dicha reforma, denominada por la Universalidad de la Salud, impone un paquete básico de servicios (del tipo Seguro Popular), pero no contempla especialidades médicas, ni atenciones de segundo ni tercer nivel.

Esto implicaría, según Eugenia Oliva, que los estudios médicos, cirujías y los tratamientos para enfermedades crónico degenerativas como la diabetes, hipertensión, VIH y cáncer, deberán ser pagados por trabajadores y derechohabientes. La entrevistada agregó que las reformas, orquestadas por Mercedes Juan, secretaria de Salud y ex presidenta de FunSalud, beneficiarían directamente a las grandes aseguradoras y empresas médicas.

“Hemos denunciado que las instituciones públicas de Salud, como IMSS o ISSSTE, se han venido desmantelando, ya tienen 30 años sufriendo un desfinanciamiento”, sostuvo Eugenia Oliva. “El presupuesto para estas instituciones no es acorde a la demanda de la población y tampoco se ha invertido en equipo ni en ampliar la plantilla del personal ni en capacitación de los trabajadores. Las instituciones sufren un deterioro y se viene colapsando la atención médica”, agregó.

Estas reformas serían el golpe de gracia a las instituciones públicas en salud, sostuvo la trabajadora jubilada, “por eso hemos dicho que privatización es igual a muerte”, añadió.

Hacia un sistema público, integral y solidario
La propuesta que ha surgido de este Frente Nacional por el Derecho a la Salud es hacer activismo en salud, pero también impulsar un sistema en salud con carácter público, integral, solidario e intergeneracional.

“Este sistema público, integral y solidario debería tener una cobertura a todos los sectores de la población, para trabajadores formales e informales, estudiantes, amas de casa, niños, jóvenes, que tuvieras ese derecho sin ninguna discriminación; con una atención oportuna y digna”, describió Eugenia Oliva.

Actualmente el Estado aporta el 2.8% del PIB en Salud y Seguridad Social, “nosotros demandamos que sea del 6%, que determina la OMS”, afirmó la activista en salud. Además señaló el Derecho a la Salud va en conjunto con el de las jubilaciones, pensiones dignas y otros derechos laborales.

El seminario contó con la participación de varias decenas de personas, entre ellas, algunos representantes de sindicatos, como el de trabajadores de la Universidad Autónoma de Chapingo, Sócrates Silverio Galicia Fuentes, quien pidió que se replicara con los maestros de esa universidad.

El Frente Nacional por el Derecho a la Salud convocó a una convención para el 25 de noviembre, donde participarán colectivos, trabajadores, estudiantes y sindicatos, en el auditorio del Sindicato Mexicano de Electricistas, ubicado en Antonio Caso 45, colonia Tabacalera.

Foto: Frente por el Derecho a la Salud y Seguridad Social

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre