Promete delegado plaza cooperativa y cultural en Coyoacán

0
82

Le conviene a Toledo hacerla: Sergio Olhovich


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 01 de diciembre de 2014

Por más de 7 años el cineasta Sergio Olhovich ha visitado oficinas de gobierno de la capital con los planos de la plaza cooperativa bajo el brazo. Ahora fue escuchado por Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura del DF.

“Vamos hacer una cita con el delegado de Coyoacán, con Toledo. Y yo le dije: ya lo conozco”, cuenta Sergio y suelta una pícara carcajada.

Así empezó lo que en este momento sólo es una promesa de despacho del funcionario coyoacanense: construir la plaza cooperativa y cultural en un predio de la delegación que se encuentra junto a la UAM- Xochimilco.

El lugar sin límites
El proyecto de Olhovich “Plaza Cooperativa Comercial y Cultural, Cine Centros Digitales”, ha sido impulsado por la cooperativa del mismo nombre y por la Federación de Sociedades Cooperativas de Cine y Medios Audiovisuales (FECINEMA); ambas presididas por él.

El proyecto es para que “haya salas para nuestro cine, salas de teatro, de talleres, locales comerciales de cooperativas y restaurantes cooperativos”, expone Olhovich.

Su propuesta busca incluir a decenas de cooperativas para crear una oferta sin intermediarios, “venta de productos que vengan directamente de las cooperativas de Milpa Alta y de Xochimilco. Estaríamos vendiendo lo más barato de lo más barato y lo más fresco de lo más fresco”.

Piensa incluso que la figura cooperativa debe ser contemplada para la seguridad de la plaza y su mantenimiento.

Mecánica Nacional
En el año 2012 el Programa para la Promoción, Fortalecimiento e Integración Cooperativa, que gestiona la secretaría de Trabajo del DF, apoyó a 107 cooperativas de las cuales sólo diez recibieron el monto máximo de 200 mil pesos, siendo una de ellas la Plaza Cooperativa.

El dinero se destinó para el estudio del impacto ambiental y el proyecto de la plaza en ese entonces se pretendía levantar en el predio de la planta de asfalto, al lado del metro Universidad en Coyoacán.

“Ya habíamos hecho el proyecto completo en la planta de asfalto y ya aprobado por Raúl Flores y en vías de la aprobación de Marcelo Ebrard, pero todo se quedó colgado”, recuerda Sergio.

La ilusión viaja en tranvía
En enero de este año el jefe de gobierno del DF designa a Eduardo Vázquez Martín como su secretario de Cultura. Es en el Consejo de Fomento y Desarrollo Cultural, del que Sergio forma parte, donde establecen contacto.

Sergio Olhovich, que ha dirigido catorce largometrajes, participó activamente para la aprobación de la Ley de Fomento al Cine Mexicano en el Distrito Federal:

“Le hablé del proyecto de la plaza a Eduardo, porque dentro de la Ley está la obligación de hacer una cadena de cines en el DF”. Fue así como Vázquez Martín le propuso agendar una cita con el delegado Mauricio Toledo para plantearle el tema de la plaza cooperativa y cultural.

El realizador, con 73 años de edad, además de buscar recursos y donaciones para realizar su película “1938: Cuando el petróleo fue nuestro” y dirigir su escuela de cine y actuación, se da el tiempo para insistir con su proyecto de plaza cooperativa en Coyoacán.

La Ley de Herodes
La administración en Coyoacán pasa un mal momento y el tema de fomento cooperativo no es la excepción, de ahí que las cooperativas locales ya la ven “como un trienio perdido”. Por ello han iniciado su organización independiente del consejo que debe fomentar el cooperativismo en la demarcación, que sólo lleva dos sesiones en dos años, sin resultados y sin la presencia del delegado.

Para la tercera sesión, en la que se planeaba la asistencia de Mauricio Toledo, fueron seleccionadas las cooperativas que acompañarían al funcionario, pero al final les canceló la reunión.

En su gestión se suspendió la contratación de cooperativas que ofrecían servicio como la capacitación, o como el caso de la cooperativa de limpieza Hércules que aún le adeudan 160 mil pesos. También se interrumpieron foros, ferias y eco bazares de perfil cooperativo que se organizaban regularmente.

Bajo este paisaje aparece un ofrecimiento.

La Tierra Prometida
Olhovich así resume sus desencuentros con Toledo, entre 2008 y 2009, cuando este presidía la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del DF, y se discutía la aprobación de la Ley de Fomento al Cine Mexicano:

“Para hacer esa ley de cine me peleé con él duro, le dije hasta la despedida, porque no quería la ley cuando era asambleísta, pero finalmente se hizo la ley y terminamos respetándonos mutuamente”.

Y cuenta de su reciente reunión con Mauricio al hablarle del proyecto de la plaza, acompañado por el secretario de Cultura de la ciudad: “¡Oh sorpresa! Nos dice que él antes de irse quiere dejar un proyecto cultural bien plantado, un proyecto cultural cooperativo que no hay y le encantó”.

Y enseguida le propuso el funcionario: “Hay un terreno y se los doy para que hagan este proyecto. Como Delegación puedo pedir presupuesto en la Cámara de Diputados para proyectos culturales”.

El terreno ofrecido pertenece a la Delegación y está a un lado de la UAM- Xochimilco, próximo al Canal Nacional.

Y sobre en quién residirá la responsabilidad de administrar la plaza también se habló: “de la cooperativa, eso se lo hicimos ver muy bien a Toledo; sino ¿pa’qué? Él aceptó que se va a quedar una figura tipo de comodato, pero te lo dan, pon tú a 20 años, y si se cumple con los propósitos te lo entregan ya en propiedad”, asegura con firmeza Sergio.

Y abunda sobre la reunión, “debo decir que nos recibió con mucha amabilidad, como que a veces los que se pelean luego llegan a tenerse respeto y estima. Nos lo prometió, como a un conjunto de quince personas que fuimos a verlo, enfrente del propio secretario de Cultura, de su propio director de Cultura y ya hemos empezado a trabajar con la Dirección de Obras, que nos llevó a ver el terreno”.

Ante la pregunta franca, ¿le crees a Mauricio Toledo? Sergio responde después de un pesado silencio, definiendo a la clase política que conoce bien. “Muchos de ellos son muy pragmáticos y hacen lo que les conviene, más que en lo que creen. Yo creo que en Mauricio se conjuntan las dos cosas: cree en el asunto pero también le conviene, y nos conviene a nosotros que le convenga a él”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre