En la región del Istmo la prioridad es reconstruir

Uciri abre cuenta de ayuda para comunidades poco atendidas.


Fotos: Liberación Ixtepecana

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 27 de septiembre de 2017

El reciente sábado se sintieron en el Istmo de Tehuantepec más de 40 réplicas del sismo de 8.2 Richter que sacudió a Oaxaca y Chiapas el 7 de septiembre y decenas de casas que ya estaban sentidas se vinieron abajo. Para las comunidades de la región del Istmo la prioridad es reconstruir.

“Estamos entre agua y temblores, hay casas que se han caído en la sierra, caminos que se han azolvado o cuarteado y no hay seguridad para transitar”, describió Luis Martínez, integrante de la Unión de Comunidades de la Región del Istmo (Uciri).

El socio de Uciri comentó que la organización cafetalera se ha coordinado con comunidades poco atendidas para llevar víveres y brincar el cerco que ha puesto el gobierno federal.

De acuerdo al Sismológico Nacional han existido 5 mil 245 réplicas del sismo de 8.2 Richter del 7 de septiembre, desde entonces comunidades como Lachivizá, Santa María Guienagati, La Cumbre, Guevea, San José el Paraíso, Guadalupe Guevea, Cuajinil “y otras del corredor de Lachivizá a San José el Paraíso” están afectadas, señala.

Luis Martínez reclamó también que la atención mediática y ayudas se han centrado en la Ciudad de México, incluso en Oaxaca se ha apoyado principalmente a Juchitán, Ixtepec e Ixtaltepec, pero en la zona del Istmo los daños ni siquiera se han podido contabilizar.

Por ahora no requieren tanto de alimentos, refirió, incluso las comunidades del Istmo se han organizado y llevado frutas de sus cafetales a los damnificados de Juchitán. Lo que necesitan, añadió, son medicamentos para atender afectaciones respiratorias provocadas por las últimas lluvias y materiales para reconstrucción.

“Estamos haciendo un censo de daños, los compañeros reportan necesidad de láminas, varillas y cemento. Algunas comunidades ya comenzaron a reconstruir, ese lazo de solidaridad entre la gente ya lo tenemos, pero sí ha faltado los recursos para la construcción”.

Cerca de 80 socios de Uciri han sido afectados en sus viviendas, algunos ya no viven dentro de las casas sino afuera con lonas, sin embargo la organización cafetalera planteó apoyar a todas las personas que lo necesiten sean o no sus socias, comentó Luis Martínez.

Para recabar fondos, la organización cooperativa con 2 mil 600 miembros de 56 comunidades indígenas lanzó una campaña de donación con gente que compra el café a nivel nacional e internacional. “Ha llegado un poco de ayuda pero es insuficiente”, dijo Luis.

Para recibir donaciones Uciri abrió la cuenta 0110944963 del banco Bbva-Bancomer (con cuenta clabe 012610001109449635) a nombre de Unión de Comunidades Indígenas de la Región del Istmo de RI, además se puede coordinar ayuda al correo cafeuciri@gmail.com y teléfono 9717131365.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre