Se mantiene suspensión de megagranja porcícola en Homún, Yucatán

Foto: Fred Dott//Greenpeace

Es una batalla ganada”, aseguraron Indignación y Greenpeace México.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 12 de noviembre de 2020

Indignación Promoción y Defensa de los Derechos Humanos AC y Greenpeace México comunicaron que las magistradas que integran el Tribunal Colegiado en Materia del Trabajo y Administrativa en el Estado de Yucatán determinaron mantener la suspensión de las operaciones de la megagranja porcícola de más de 49 mil cerdos.

“Es una batalla ganada” aseguraron las organizaciones en un comunicado. Con dos votos a favor y uno en contra, las magistradas tomaron en cuenta los posibles riesgos que representa la actividad de esta megagranja para el medio ambiente, el agua y la niñez de las comunidades mayas de Homún.  

Indignación y Greenpeace afirmaron que la votación, llevada a cabo el 6 de noviembre, fue en favor de la protección de los derechos de las comunidades a un medio ambiente sano, a la salud y a la libre determinación y se garantiza que los servicios ambientales del ecosistema de la zona estén disponibles para futuras generaciones.

Estas organizaciones expresaron que la contaminación acuífera causada por las granjas porcícolas se ha demostrado científicamente e indicaron que tanto la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional del Agua “deben garantizar información ambiental suficiente, en un lenguaje y formato culturalmente adecuado sobre el proyecto y los impactos a corto, mediano y largo plazo”.

Además, mantener la suspensión marca un precedente para las 52 personas de 21 pueblos mayas en Yucatán, Campeche y Quintana Roo, que luchan en contra de las granjas porcícolas industriales: “es posible generar una batalla en favor de los recursos natrales, la tierra, el territorio y la libre determinación”, subrayaron.

Las organizaciones dijeron que esta determinación garantiza que las actividades de la granja permanezcan en suspensión hasta que se resuelva el recurso de revisión que está en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Este juicio contra la empresa Producción Alimentaria Porcícola (Papo) fue realizado a partir de una demanda de un grupo de niños y niñas de Homún, junto con sus representantes legales. La comunidad maya lleva más de cuatro años en la defensa legal y política de sus recursos naturales, su territorio y su libre determinación.

Notas relacionadas:

Organizaciones mayas alertan desistimiento judicial entre megaempresa porcícola y alcalde

Incontenible la industria porcícola en la península Maya: Greenpeace

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre