Senado aprueba etiquetado frontal de advertencia para alimentos y bebidas procesados

Gráfico de Etiquetados Claros

Día histórico para la salud mexicana, coinciden organizaciones y legisladores.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 23 de octubre de 2019

El Senado aprobó, con 115 votos a favor y dos abstenciones, una reforma que obliga a los productores de alimentos y bebidas azucaradas colocar un “etiquetado frontal” de advertencia sobre su contenido nutricional; la aprobación fue calificada como “histórica” por organizaciones sociales y legisladores.

Se establece en la reforma que fue turnada al Ejecutivo federal para su promulgación, que el rotulado de advertencia será “ un símbolo octagonal de fondo color negro y borde blanco, y en su interior el texto “alto en”, seguido de “grasas saturadas”, “sodio”, “azúcares” o “calorías”, en uno o más símbolos independientes, según corresponda; con letras mayúsculas y de color blanco.

La reforma “va encaminada a atajar los problemas de obesidad y diabetes, que han convertido en una pandemia para jóvenes y niños”, sentenció el presidente de la Comisión de Salud en el Senado, Miguel Ángel Navarro. Los etiquetados frontales de alerta permitirán saber con exactitud el valor nutricional de alimentos y bebidas procesadas, destacó.

El problema de obesidad en México cuestan al país 7 mil 800 millones de dólares anuales, señaló el legislador de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud.

Los legisladores Martí Batres y Jesusa Rodríguez, señalaron que grandes intereses económicos y políticos de trasnacionales habían impedido este etiquetado, y que esto formaba parte de una política distorsionada que sustituyó la alimentación tradicional por alimentos ultraprocesados.

Organizaciones que integran la Alianza por la Salud Alimentaria, que ha promovido durante años un etiquetado frontal como una política para combatir las epidemias de obesidad y sobre peso, calificaron de parteaguas lo ocurrido en el Senado.

Ana Larrañaga, coordinadora de ContraPESO, destacó que “este etiquetado permite que México se posicione como un referente en políticas públicas para el combate al sobrepeso, obesidad y diabetes”.

A su vez, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, celebró que se haya privilegiado el interés de la salud pública por encima de los intereses comerciales de unos cuantos.

Una vez promulgada la reforma, la industria alimentaria contará con 180 días para cumplir con los requisitos del nuevo etiquetado frontal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre