Desde la Comunalidad

Jaime Martínez Luna

Guelatao de Juárez, Oaxaca // 4 de junio de 2019

La palabra trabajo se entiende como un hecho remunerado. Esto causa confusión cuando hablamos de trabajo desde la Comunalidad.

Es necesario comprender que no nos referimos a ese tipo de trabajo. Es por ello, y a reserva de la diversidad de opiniones que esto genere, nos vemos presionados a hablar del tequio como verbo.

Es decir, muy importante es entender que nos referimos a Tequiar, porque Tequiamos de manera permanente en la comunidad. No solo es tequiar en el tequio, sino también en los cargos, en las comisiones, hasta la asistencia a la asamblea es tequiar.

Se cuida el territorio tequiando. ¿Por qué? Porque todo lo hacemos sin remuneración económica. Porque todo lo que ejecutamos está diseñado para el bien común. No se trata de proponer nuevas palabras nada más porque sí, sino que es necesario enriquecer el lenguaje a fin de nombrar lo que hacemos, con palabras que digan lo que es.

Tequiamos incluso técnica o intelectualmente cuando la labor que realizamos se orienta al beneficio común, no al objetivo de obtener una remuneración.

Sin embargo, que no se confunda el Tequiar con la colaboración, pues muchos colaboran con la comunidad pero son remunerados por una institución. Lo cual no significa que colaborar no sea digno, o que sea una labor cómoda. Por lo contrario, muchos profesionales colaboran aprovechando la remuneración institucional que reciben.  

Claro también hay los avorazados que cobran a una institución y le cobran a la comunidad. Esto que se propone, amerita de mayor reflexión, tarea que tenemos todos aquellos que nos interesa nombrar, lo que hacemos y queremos, para que nos entendamos mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre