Proyecto turístico pone en riesgo a ecosistema y cooperativas en Baja California Sur

“Vas a ver la embellecida que le vamos a dar a este mierdero, lo estamos empezando a limpiar para que se vea bonito”: empresario inmobiliario.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 16 de febrero de 2016

En el Pueblo Mágico Todos Santos, en el municipio de La Paz, Baja California Sur, un desarrollo inmobiliario turístico de la firma Mira Companies, ha generado un foco de tensión entre los pobladores, donde se incluyen dos cooperativas pesqueras, y autoridades.

El pasado 2 de febrero 50 socios de la cooperativa Producción Pesquera Punta Lobos y sus familiares fueron agredidos y desalojados por granaderos cuando se manifestaban contra la empresa Tres Santos, filial del corporativo Mira Companies, desarrolladora del proyecto turístico.

Los pescadores han denunciado corrupción por parte de la empresa pues afirman que ésta no respeta la normatividad de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), que impide la construcción de edificios a menos de 20 metros de la pleamar más alta registrada, afecta humedales y los ecosistemas costeros. Incluso se ha denunciado la destrucción de 380 mangles dulces, lo que podría significar un ecocidio al nivel de otro Tajamar

Tres Santos, filial de Mira Companies, corporativo inmobiliario que desarrolla proyectos exclusivos a los que denomina “comunidades modernas”, planea construir 4 mil 472 viviendas y departamentos en condominios, dos hoteles, espacios comerciales, restaurantes y una planta de desalinización en 435 hectáreas a la altura de la playa Punta Lobos.

Afectación a cooperativas
Desde septiembre de 2015 los pescadores denunciaron una baja en su nivel de pesca en 10%, debido a daños en sus embarcaciones provocados por rocas de un rompeolas que ha colocado el proyecto turístico.

El choque de las olas, aunado a los efectos del mar de fondo y de la temporada de lluvias de aquél mes, aceleraron la erosión de la playa y esparció grandes rocas a las orillas del mar, lo que impidió lanzar sus lanchas al agua, denunciaron los pescadores.

Los pescadores iniciaron un plantón en octubre y cerraron el acceso a trabajadores de la obra turística. Asimismo hicieron un pliego petitorio donde exigían a los desarrolladores modificar su proyecto para respetar el área de pesca.

Después vino el desalojo de granaderos y un amparo promovido por los pescadores. Los cooperativistas también han solicitado la rápida intervención del gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis.

“Queremos pedirle a nuestras autoridades, a nuestro gobierno, que nos echen la mano, que nos ayuden, porque tanto ellos necesitan de nosotros como nosotros de ellos también(…) La empresa [Tres Santos] nos debe los motores y las lanchas, porque se están quebrando por culpa de tanta piedras que hay aquí entre el agua”, dijo Juan José Peralta, representante de la cooperativa Pesquera Punta Lobos, al medio local BCS Noticias.

Destrucción de humedales y mangles
El desarrollo Tres Santos fue aprobado por la Semarnat en 2013. Meses después el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) se percató que el Manifiesto de Impacto Ambiental que la inmobiliaria entregó a las autoridades plagiaba páginas enteras del proyecto “Punta Brava” promovido por el golfista Tiger Woods en Ensenada. Sin embargo el reclamo no procedió pues la fecha para impugnar había vencido y las obras comenzaron en 2014.

El proyecto ha provocado varios frentes de rechazo entre los pobladores por los efectos ambientales y sociales, pues se prevé que a mediano plazo se duplicará la población y se agoten los recursos acuíferos.

Otro frente ha sido el agua. Pues de acuerdo a los residentes la empresa se comprometió en un inicio a no tomar una sola gota del sistema municipal debido a la escasez. Sin embargo desde octubre los vecinos se percataron que Mira Companies bombeaba grandes cantidades de agua que almacenaba en un tinaco de grandes dimensiones. Las autoridades municipales tuvieron que reconocer que otorgó tomas de agua a la empresa pero no tenían permiso de sustraer líquido pues no contaban con contrato ni medidor.

También se denunció que la inmobiliaria usó un permiso de 1981 para destruir un sistema de humedales, donde vivían 380 individuos en mangle dulce Maytenus phylantoides, considerados por la norma mexicana como manglar.

En enero, durante el festival de música de Todos Santos, el ex guitarrista del grupo REM, Peter Buck, y residente del pueblo, repudió el proyecto y se lanzó contra los políticos “corruptos” que lo autorizaron. Cerca de 200 residentes marcharon contra el proyecto. La respuesta fue aplicarles el artículo 33 constitucional que prohíbe a los extranjeros involucrarse en asuntos políticos.

Modernas comunidades
La firma Mira Companies es presentada en su sitio web como una filial de la internacional Black Creek Group, un fondo de inversión inmobiliario con sede en Denver, Colorado, que financia proyectos en Estados Unidos y México.

A partir del modelo de fondos de inversión multimillonarios Mira Companies compra grandes superficies donde erige sus “modernas comunidades”, que son ciudades en miniatura con centros comerciales, condominios de lujo, oficinas, hoteles, así como infraestructuras y servicios.

Mira Companies también ha iniciado los desarrollos de lujo Nuevo Sur Monterrey, en Nuevo León, así como el Puerto Cancún, en Quintana Roo, a menos de un kilómetro del Malecón Tajamar.

En una investigación que realizó la revista Proceso salió a relucir el nombre de Jerónimo Marcos Gerard Rivero, hermano de Ana Paula Gerard Rivero, esposa de Carlos Salinas de Gortari, quien preside a otras firmas filiales de Black Creek Group en México.

Off the record
Durante una reunión grabada (y entregada a la revista Proceso) entre el director general de Mira Companies, Francisco Javier Barrios Torres, y un residente de Todos Santos, Ricardo Madrazo, el empresario afirmó que Todos Santos va a crecer mucho más que en Playa del Carmen o en Los Cabos.

También quedó grabado que la empresa no tiene nada en contra de los pescadores, sino al contrario son un argumento de mercadotecnia, pues “todo el mundo está buscando autenticidad”, dijo el empresario. “¿Sabes lo auténtico que es ver a dos pescadores por la mañana lanzar sus lanchas al agua? No mames, es una experiencia que se queda por toda la vida”.

Cuando se le planteó la destrucción del manglar, Barrios Torres cortó la palabra: “No era mangle. Te puedo mostrar las pruebas. ¿Tú crees que nos hubiera dejado destruir el mangle?”, sostuvo. “Era una zona de inundación pero no un mangle”, insistió. “De hecho vas a ver la embellecida que le vamos a dar a este mierdero, lo estamos empezando a limpiar para que se vea bonito”.

La Coperacha

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre