Tradoc abre punto de venta en CDMX, se suma al de Jalisco

La cooperativa inicia la etapa de la comercialización de llantas por sus propias manos.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 02 de diciembre de 2016

La cooperativa llantera de Jalisco, Trabajadores Democráticos de Occidente (Tradoc), reconocida por haber ganado la planta productora a la trasnacional Continental, inicia una nueva etapa en su historia: la comercialización a gran escala en manos de ellos mismos.

Ya abrieron un punto de venta en Jalisco y ahora lo hacen en la Ciudad de México, en la calle Manuel J. Othon, número 103-A, de la colonia Obrera, como si se tratara de una evocación a la raíz de la cooperativa.

Entrar a la Ciudad de México “significa tomar muy en serio el proyecto de comercialización”, dice Torres Nuño, pues “necesitamos darle una connotación nacional, no es lo mismo tener un cliente que tener nuestras propias tiendas”.

Hoy Tradoc anuncia que busca ofrecer un trabajo profesional (con montajes, alineación y balanceo) a la altura de cualquier tiburón trasnacional, como se refieren a la competencia.

“Los obreros estamos administrando nuestras fábricas y estamos haciendo historia en otra área que no conocíamos, que es el área comercial”, fueron las palabras de Jesús Torres Nuño, presidente de la cooperativa, al inaugurar el área de montaje de llantas en la Plaza Las Vírgenes, en la Carretera a Chapala, número 10001.

Ese mismo día Filiberto Bucio, fundador de la cooperativa Pascual y responsable de la empresa hermana Transportes Valbo, decía que con el paso dado por Tradoc se confirmaba que “las empresas pueden trabajar sin patrones, pero no sin trabajadores”.

Posicionar Blackstone
Blackstone Tires es el nombre comercial de la llanta que la cooperativa produce. Poco a poco ha ganado terreno en los mercados nacionales, sin embargo, Torres Nuño le atribuye a ese crecimiento una demanda emprendida por la trasnacional Bridgestone.

Pese a ello Blackstone se posiciona y Torres Nuño comparte que “acabamos de comprar los derechos de la marca en Brasil”, donde piensan vender llantas de manera muy importante. La mencionada nueva etapa en la historia de la cooperativa camina.

En Jalisco pueden verse anuncios espectaculares de Blackstone en los estadios de las Chivas y el Atlas. “Además creemos que el Guadalajara lleva más o menos los mismos valores que Tradoc”, dice Torres Nuño. La única llanta 100% mexicana con el único equipo 100% mexicano, reza un lema que une al fútbol y la llanta cooperativa.

Plaza las Vírgenes
Bajo el sol de la carretera a Chapala, paso de entrada y salida a Guadalajara, se encuentra la Plaza las Vírgenes, administrada por Transportes Valbo, filial de la cooperativa Pascual, con la que Tradoc ha tejido alianzas y de la que aseguran, han aprendido a competir con trasnacionales.

Ahí Rodrigo Mendoza, responsable del punto de venta, se dice contento por el trabajo de sus compañeros cooperativistas. “La misma clientela nos ha dicho que la llanta está muy bien y a muy buen precio, entonces les decimos que es la misma llanta que fabricamos aquí en el km 0.5 de la carretera a la Capilla y se va la gente muy bien”, afirma.

“La primer venta se hizo a unas personas de TV Azteca, a quienes se les poncharon sus llantas, accedimos a venderle cuatro llantas el día que teníamos nuestra pachanga“.

Los trabajadores de la televisora han tenido muy buena mano, reconoce, pues desde ese día, a pesar de comenzar con pocas ventas, “nunca dejamos de vender, una, cuatro, cinco, 20, 30, 40, pero ahora ya vamos en un volumen mucho más alto”.

Altas exigencias
El coordinador de seguridad e higiene en la cooperativa, Guillermo Hernández, dice que “es difícil empezar a competir con una marca que apenas se está dando a conocer”, pero aún así la gente ya empieza a reconocer la marca por su calidad, añade.

Blackstone se puso a prueba en la Carrera Panamericana, una competencia automovilística que a lo largo de siete días recorre más de 3 mil kilómetros en carreteras federales, estatales y secundarias de México.

“En la Panamericana montaron unas de nuestras llantas y sí dieron batería, aguantaron el trabajo rudo”, dice Guillermo con un dejo de orgullo. Pusieron las Blackstone en un BMW y funcionaron muy bien, afirma. “Y sometidas a altas velocidades y a ruta extrema, ahí está la garantía”.

La Coperacha

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre