Segunda advertencia de la Comunidad Científica Mundial a la Humanidad

El desarrollo de las políticas ambientales y la reducción de las inequidades globales están, todavía, lejos de ser suficientes


Foto: businesstimes.com.sg

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 24 de noviembre de 2017

Más de 15 mil científicos de 184 países advierten, por segunda ocasión, que la humanidad está poniendo en peligro el futuro, por el “desproporcionado consumo material y el alocado crecimiento de la población mundial, principales impulsores de la mayoría de las amenazas ecológicas e, incluso, sociales”, señalan.

En 1992, la asociación norteamericana Union of Concerned Scientists y más de 1700 científicos independientes, incluyendo a la mayoría de los ganadores del Premio Nobel en Ciencias, escribieron una primera carta. “La Advertencia de los Científicos del Mundo a la Humanidad”, demandaban frenar la destrucción ambiental y avisaron la urgente necesidad “de un gran cambio en la forma de cuidar la Tierra y la vida sobre ella, si quería evitarse una enorme miseria humana”.

Sin embargo, en el 25º aniversario de su primera llamada de atención, los expertos observaron que la respuesta humana no fue la mejor. En el análisis de la evolución de los indicadores ambientales desde 1992, con la excepción de haber estabilizado la capa de ozono, la humanidad fracasó en realizar los progresos suficientes para resolver los retos ambientales previstos y encontraron que “de manera muy alarmante, en la mayoría de ellos, estamos mucho peor que entonces” señalan los especialistas.

Ante esto, realizaron un “Segundo Aviso a la Humanidad”, una carta publicada en la revista científica BiosScience, del Instituto Americano de Ciencias Biológicas, de la Universidad de Oxford, y con el mayor número de científicos que han firmado y respaldan formalmente un artículo, desde donde advierten que estamos poniendo en peligro nuestro futuro y no hemos dado “los pasos urgentes que necesitamos para salvaguardar nuestra muy amenazada biosfera”.

Para evitar que esta nueva llamada de atención sea ignorada y puesto que la mayoría de líderes políticos responde a la presión, los científicos invitan a los ciudadanos a la organización para insistir que los gobiernos pasen a la acción inmediata, “como un imperativo moral hacia las actuales y futuras generaciones, humanas y de otras formas de vida” indican en su carta.

Señalan que también es momento de re-examinar y modificar nuestros comportamientos individuales, incluyendo nuestra propia reproducción (idealmente 2 hijos por familia como máximo) y reducir drásticamente nuestro nivel de consumo per-cápita de combustibles fósiles, carne y otros recursos.

Consideran importante actuar de manera decidida para lograr cambios positivos, y un ejemplo muy claro es la rápida reducción mundial de las sustancias que destruían la capa de ozono, además de otros progresos notables, como la prometedora reducción de la tasa de deforestación en algunas regiones y el rápido despliegue de energías renovables.

“Hemos aprendido mucho desde 1992, pero el progreso de los cambios necesarios y urgentes en políticas ambientales, comportamiento humano y reducción de las inequidades globales está, todavía, lejos de ser suficiente”, indican.

Los expertos consideran que de continuar ignorando nuestro entorno, pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo que nos lleva al fracaso y señalan que nos estamos quedando sin tiempo. “Debemos reconocer, en nuestras vidas diarias y en nuestras instituciones de gobierno, que la Tierra con toda su vida es nuestro único hogar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre