Diputados meten a cooperativas en Ley de Adquisiciones

Las dependencias gubernamentales deberán incluir a las cooperativas en materia de adquisiciones, arrendamientos y servicios.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 19 de septiembre de 2014

Los diputados aprobaron por unanimidad un dictamen para promover la participación de las cooperativas y demás organizaciones del sector social de la economía como proveedores del gobierno.

El dictamen que reforma el artículo 8 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios del Sector Público, plantea que en las reglas que dicte la Secretaría de Economía a las dependencias gubernamentales se deben incluir a las cooperativas en materia de adquisiciones y generar cadenas de proveeduría respecto de bienes y servicios que liciten regularmente.

Para la expedición de las reglas correspondientes, se determinó que la Secretaría de Economía tomará en cuenta la opinión de la Secretaria de la Función Pública y del Instituto Nacional de la Economía Social.

En la actualidad ya se consideran las micro, pequeñas y medianas empresas nacionales, a las que ahora se sumarían las sociedades cooperativas y demás formas de organización social.

El diputado petista, José Alberto Benavides, subrayó que el gobierno es el comprador más importante de México y consume todo tipo de productos y servicios, además actualmente gasta el 21 por ciento con proveedores que son micros, pequeñas y medianas empresas, aunque de ese porcentaje, no se sabe cuántas son del sector social, “pero se deduce que el porcentaje debe ser muy bajo o prácticamente nulo”.

Por su parte Alliet Bautista, presidenta de la Comisión de Fomento Cooperativo, destacó que esta reforma es un paso positivo hacia la incorporación de las cooperativas como proveedoras del sector público, y pidió apoyo para tener la economía fortalecida y que el sector social pueda ser una política pública a nivel de todo el país.

Finalmente la diputada Zuleyma Huidobro González, afirmó que no se tendrá el menor impacto si no hay “políticas que ataquen los dos principales problemas que enfrentan las sociedades cooperativas en México: las restricciones que enfrentan para obtener financiamiento y la ausencia de una política de Estado que promueva su desarrollo”.

“Mientras en nuestra nación se sigan privilegiando las compras efectuadas a grandes consorcios y a extranjeros, continuaremos siendo el lugar 18 de los 20 países de América Latina en el crecimiento del PIB real per cápita”, puntualizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre