Fundación Cultural Pascual, por amor al arte

Foto: Eduardo Vélez

Regresa con actividades presenciales y un mural sobre la historia de su lucha obrera.

La Fundación Cultural Trabajadores de Pascual y del Arte regresó a las actividades presenciales con una exposición oaxaqueña en la Galería Memorias de Utopía, en las instalaciones de la propia cooperativa.

Con ello recuperan uno de sus objetivos como fundación, difundir el trabajo artístico de personas que se solidarizaron con su movimiento obrero en los 80, promover la cultura y, como dice el propio equipo de la fundación, hacerlo por amor al arte.

La Fundación Cultural Pascual vive un momento de transición y de recuperación de las actividades públicas luego de la pandemia por covid, que inició en 2019 y generó varias pérdidas entre compañeros.

La transición se vive porque las personas que integran la fundación cambian de rol. De acuerdo a la democracia cooperativa, quienes son designados por la asamblea para estar al frente del brazo cultural de Pascual regresan a sus antiguos puestos y nuevas personas ingresan luego de un tiempo.

Durante una entrevista con el equipo en transición, Rubén Jiménez, presidente de la Fundación Cultural Pascual, reconoce el trabajo de quien se va, Palemón Pineda Olvera (quien regresa a su puesto en Planta Norte, al cuidado de los motores y autos de la flota Pascual), y da la bienvenida a Yolanda Hernández (quien pasa del área de Almacén de la planta, al cargo de secretario de la mesa directiva de la fundación).

“Fue una gran satisfacción estar en la Fundación Pascual, conoces mucha gente, cómo se promueve la cultura, verdaderamente por amor al arte”, dice Palemón, quien hizo recorridos a varias comunidades de diferentes estados llevando obras plásticas y exposiciones desde el momento en que la pandemia permitió las actividades presenciales.

La nueva responsable del cargo de Vigilancia, Yolanda Hernández, ha pasado por un periodo de acompañamiento y un curso para estar lista en su nueva responsabilidad, de la cual dice que es un privilegio haber sido elegida por la asamblea. Sobre ella, el presidente de la Fundación Cultural dice que espera un aporte de mayor enfoque social a la cultura debido a su formación profesional de trabajadora social.


La exposición colectiva Universos Cifrados, fue presentada el viernes 2 de septiembre en la Galería Memorias de Utopía, de la cooperativa Pascual, como resultado de la amistad y el trabajo solidario. La muestra artística reúne a 10 mujeres grabadoras oaxaqueñas que intervinieron estuches elaborados por el maestro ebanista Aureliano Cruz.

Primer mural de la historia de Pascual
Como parte de las actividades que la Fundación Pascual realiza está el primer mural que se colocará en las instalaciones de la cooperativa, obra del artista plástico Joel Islas, en una extensión de 20 metros lineales.

El mural cuenta la historia de lucha de los trabajadores de Pascual, la huelga y el apoyo en la calle de la gente. Uno de sus objetivos es que las nuevas generaciones de socios y trabajadores tengan presente el origen de la cooperativa de bebidas de fruta.

Evelia Martínez, tesorera de la Fundación Cultural Pascual, destaca que parte importante de la fundación es promover la cultura también al interior de la cooperativa, con los socios y trabajadores. Con varias actividades se han impulsado la creación de trabajos literarios, plásticos e impresiones de obra, que ha realizado el mismo personal de Pascual.

Para cerrar la charla, el presidente de la Fundación, Rubén Jiménez, apunta hacia uno de los logros más grandes después de la pandemia para toda la cooperativa: “aprendimos muchas cosas, por ejemplo, a levantarnos por la memoria de los que nos dejaron”.

Notas relacionadas:

Cooperativa Pascual recibe reconocimiento de Empresa Socialmente Responsable

Vuelve el ambiente familiar con la carrera de Pascual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre