Se presentó Resistir en el Istmo, materiales periodísticos de radio y video

Participaron mujeres jóvenes de los pueblos popolucas, mixes, zoques y binizá de comunidades de Veracruz y Oaxaca.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 23 de septiembre de 2019

La agencia de información La Coperacha presentó los materiales periodísticos Resistir en el Istmo, los cuales consisten en una serie de 10 reportajes radiofónicos, un video y un micrositio que visibilizan las formas de vida comunitaria de 11 pueblos indígenas en riesgo ante el proyecto del Corredor Interoceánico del actual Gobierno Federal.

Ante más de 80 personas que asistieron al Huerto Roma Verde de la CDMX, se escucharon las voces (principalmente mujeres jóvenes) de los pueblos popolucas, mixes, zoques y binizá, de comunidades de la Sierra de Santa Martha, al Sur de Veracruz; así como de Chimalapas, Juchitán y San Pedro Comitancillo, en Oaxaca, quienes elaboraron un mensaje colectivo sobre las problemáticas que enfrentan por el megaproyecto.

Miguel Ángel García, integrante de Maderas del Pueblo y del Comité Nacional para la Defensa de los Chimalapas, destacó que el Corredor Interoceánico es un atentado contra la naturaleza y contra los derechos de los pueblos indígenas y afromexicanos, pero principalmente, contra la soberanía nacional, por tratarse de un muro sin tabiques para frenar el flujo migratorio hacia Estados Unidos.

Josefa Sánchez Contreras, indígena zoque de San Miguel Chimalapas, señaló que este megaproyecto se ha vuelto “la gran mentira del gobierno”, pues no se ha dado la suficiente información como para realizar consultas. Apuntó además que “considerando la alta violencia que se vive en el Istmo, la consulta sobre el parque eólico Gunná Sicarú en Unión Hidalgo, ha mostrado que no existen condiciones para realizarlas de manera previa, libre e informada”.

Sánchez Contreras señaló que en las consultas indígenas se refleja una profunda contradicción del gobierno, pues por una parte la consulta sobre la Reforma Constitucional de los Derechos de los Pueblos Indígenas, reconoce una deuda histórica como sujetos de derecho publico, pero al mismo tiempo niega el reconocimiento al derecho al territorio, pues genera un excepción en aquellos considerados estratégicos para la nación como pudieran ser el agua, el aire y el petróleo.

Mario Castillo, integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT), llamó a poner los ojos en la región del Istmo, pues ya se empiezan a ver los impactos del la “4T” con 300 nuevos aerogeneradores y las líneas de alta tensión que se quieren imponer en Unión Hidalgo e Ixtepec.

Por su parte, los indígenas mixes Juanita Ramírez y Andrés Pérez, representantes de comunidades de la zona norte del Istmo, asistieron desde Oaxaca pero tuvieron que regresar de inmediato ante el anuncio de la tercera etapa de la consulta indígena sobre el Corredor Interoceánico y dejaron un saludo en video a los asistentes a la presentación de Resistir en el Istmo.

Del pueblo popoluca, Ana Patraca y Raquel González, quien además funge como agenta municipal de Mazumiapan, hablaron “en representación de la Tierra” que se pone en riesgo con el megaproyecto.

Patraca señaló que por su comunidad atraviesa un gasoducto por lo que puede ser un polvorín. Por su parte Raquel González recordó que la comunidad de Mazumiapan rechazó la instalación de la mina Nuevo México y desde entonces “están paradas las maquinarias”.

Las mujeres binizá (gente del aire) y binigulaza (gente que resiste) Nisaguie y Mariana Solórzano, destacaron el papel de las mujeres en las resistencias del Istmo, pero además señalaron que con la entrada de los partidos políticos y las políticas públicas ha habido un proceso de fragmentación del Istmo, que se refleja con la pérdida de las asambleas comunales. Ante ello, apelaron a un nuevo proceso de aliarse con redes de amigos y a “difundir el amor profundo por nuestro pueblo”.

La coordinadora de los proyectos en México de la Fundación Rosa Luxemburgo, Clara Meyra, destacó el papel de los pueblos indígenas en la conservación de la Tierra y sus resistencias ante la entrada de megaproyectos, las cuales ocurren nuestro país y en Centroamérica.

Los materiales periodísticos se pusieron a disposición de más de 100 radios comunitarias y universitarias del país, además se pueden descargar del sitio Resistir en el Istmo y se empezarán a transmitir por La Coperacha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre