Economía Social y Solidaria en Cuba, una apertura hacia más socialismo: Camila Piñeiro

Las cooperativas han demostrado que pueden ser exitosas y pueden ser socialistas.

Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 26 de noviembre de 2018

La economía social y solidaria, de la mano de organizaciones que hacen trabajo comunitario, deben tener un papel importante en la apertura al sector no estatal en Cuba, “y que esta signifique una apertura hacia más socialismo y no hacía más empresas privadas”, señala Camila Piñeiro Harnecker.

A finales de 2012 una nueva legislación en Cuba permitió la creación de cooperativas fuera del sector agropecuario, donde ya existían desde 1960.

La investigadora y consultora en economía solidaria considera que existe una experiencia rica en el sector agropecuario, que aumenta con la creación de las primeras cooperativas no agropecuarias, hasta el momento hay 350 con posibilidad de constituir 500.

Camila indica que actualmente el proceso está bajo evaluación para reajustar el marco legal, debido a que varias cooperativas abusaron del trato preferencial, esto se concentró en el sector de cooperativas de la construcción, creadas por iniciativa de las personas sin ningún tipo de capacitación o de educación cooperativa.

La investigadora menciona que para evitar que eso vuelva a suceder se están tomando medidas, y señala la importancia de la educación previa de los nuevos socios, como un requisito para integrarse.

A pesar de las dificultades, dice Camila, las cooperativas en general han tenido un buen desempeño, logrado la sustentabilidad, pues de las más de 300 sólo han fracasado 4 o 6.

Por la particularidad que enfrenta la economía cubana, donde una parte importante de la economía se va a trasferir del sector estatal a otros sectores, la economía solidaria puede ejercer un papel muy importante y servir como ejemplo de buenas prácticas.

La consultora caribeña, piensa que la economía social y solidaria, junto otras organizaciones como las fundaciones, que hacen un trabajo comunitario, tienen la misión de jugar un papel importante para que la apertura al sector no estatal signifique más socialismo y no más racionalidad mercantilista.

Las cooperativas han demostrado que pueden ser exitosas, pueden ser socialistas si surgen en las condiciones que necesitan para ello, señala Camila.

La Coperacha

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre