Justicia argentina revierte fallos a cooperativas

Más de 150 familias dependen de dos cooperativas amenazadas con desalojo.


Redacción La Coperacha
Ciudad de México // 23 de septiembre de 2016

En Argentina dos empresas recuperadas por sus trabajadores, convertidas en las cooperativas La Litoraleña y La Casona, marchan este día hacia los juzgados de Buenos Aires para protestar contra dos fallos que amenazan la continuidad laboral de la que dependen 150 familias.

Arropados por la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA), los integrantes de las cooperativas convocaron a organizaciones sociales y otras cooperativas a unirse a su manifestación.

“Lo único que pedimos es trabajar, están en riesgo 150 familias”, expresó Luis Baini, titular de La Litoraleña, cooperativa dedicada a producir pastas, empanadas y ñoquis.

La Litoraleña surgió en 2016 cuando el dueño, Rodolfo Conti, no pagó sueldos por cinco meses, luego los 115 trabajadores tomaron la fábrica por 52 días en busca de negociar los adeudos, y al no concretarlos formaron la cooperativa.

Luis Baini cuestionó el fallo de la jueza: “No entendemos porqué nos niega la posibilidad de la continuidad laboral dado que la Ley lo expresa claramente (…) En el expediente quedó demostrado que hubo un vaciamiento financiero y que nosotros tenemos la prioridad para seguir trabajando”.

Por su parte, Mario Romero, presidente de La Casona, señaló que acompañarán a La Litoraleña en su manifestación y posteriormente realizarán ñoquis y empanadas gratis en una esquina concurrida de Buenos Aires para difundir su situación.

La Casona, pizzería autogestionada, presentó una apelación ante la resolución de un juez que ordenó restituir su local a la antigua empresa propietaria.

“Había una acuerdo que los dueños no están cumpliendo. Mientras nosotros les pagábamos 150 mil pesos por mes de alquiler, tal como convenimos, ellos iniciaron el pedido de desalojo sin avisarnos y ahora en vez de tres años, tal como estaba conversado, nos están sacando de un día para otro”, describió Mario Romero.

La pizzería autogestiva se formó como cooperativa cuando en 2014 cuando los trabajadores decidieron reclamar al dueño del negocio sus derechos laborales como aguinaldos, vacaciones, prestaciones y sueldos a cuenta gotas.

Foto: FACTA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor ingresa tu nombre